Sevilla

Sevilla, entre las provincias que más crecen en rentabilidad del alquiler

  • El precio de la vivienda nueva se modera hasta el 5,1% en el primer semestre de 2019 y se sitúa en una media nacional de 2.400 euros el metro cuadrado.

¿Cómo tasar o valorar una vivienda en Sevilla? ¿Cómo tasar o valorar una vivienda en Sevilla?

¿Cómo tasar o valorar una vivienda en Sevilla?

Comentarios 7

La provincia de Sevilla figura entre las que tienen una rentabilidad bruta en el alquiler más alta a nivel nacional en el segundo trimestre de 2019 y, en la comparativa anual, entre las que mayor crecimiento de la rentabilidad bruta en el alquiler registró en un año respecto a junio de 2018, según se desprende de un informe elaborado en 400 municipios por la consultora inmobiliaria Sociedad de Tasación.

En crecimiento anual de la rentabilidad bruta en el alquiler, Granada registra un alza del 13,8%; seguida por Toledo, con un 8,4% y, en tercer lugar, Sevilla, con un 6,5%. Las caídas se producen en las provincias con el metro cuadrado más caro, y lideran esta bajada Baleares, un 8,7%, seguida por Madrid, un 7,3% y Barcelona, un 4,8%.

En el segundo trimestre de 2019 Toledo (8,4%), Sevilla (7,4%) y Teruel (7,4%) alcanzan las cifras de rentabilidad bruta en el alquiler más altas del territorio nacional. En el lado opuesto figuran Vizcaya con una rentabilidad del 5,3%, seguida de Girona con un 5,2% y Guipúzcoa con un 4,8% de rentabilidad bruta, respectivamente.

La opción de compra destinada al alquiler sigue presentándose como una oportunidad de inversión muy atractiva. Valencia, Sevilla y Granada son las que presentan el mejor comportamiento en cuanto a rentabilidad del alquiler y riesgo inmobiliario.

La rentabilidad media bruta anual del alquiler a nivel nacional se ha situado en 7,59%, y ha crecido en el segundo trimestre del año un 3,49% respecto al año anterior.

Vivienda nueva

El precio de la vivienda nueva en las capitales de provincia ha moderado su crecimiento hasta el 5,1% en el primer semestre del año respecto al año anterior y se ha situado en una media de 2.400 euros el metro cuadrado, según se desprende de un informe elaborado por la consultora inmobiliaria Sociedad de Tasación.

En el acumulado de los primeros seis meses del año el precio de la vivienda ha subió sólo un 2,2%, lo que según el informe "confirma los síntomas de cierta fatiga" en el sector, ya que se detecta a su vez una moderación en el número de hipotecas y transacciones "que podría anticipar un posible cambio de ciclo en Madrid y Barcelona", aunque de momento siguen liderando las subidas de precios.

Los precios de la vivienda nueva están encabezados por Barcelona, donde se sitúan en 4.307 euros por metro cuadrado; seguido por San Sebastián, con 3.555 euros y Madrid, con 3.515 euros. En cuanto a los más baratos, se encuentran Cáceres, con 1.166 euros por metro cuadrado; Badajoz, con 1.182 euros y Ciudad Real, con 1.200 euros.

Por comunidades, la clasificación está liderada por Cataluña (3.829 euros por metro cuadrado), seguida por Madrid (3.515 euros) y País Vasco (2.693 euros); mientras que los más baratos se encuentran en Extremadura (1.176 euros), Murcia (1.238 euros) y La Rioja (1.402 euros). En Andalucía el precio medio es de 1.714 euros por metro cuadrado.

Sueldo para la compra 

En cuanto al índice de esfuerzo inmobiliario, el número de años de sueldo íntegro que un ciudadano necesita destinar para la compra de una vivienda, la lista se encuentra liderada por Baleares (con 15,8 años), seguida de Cataluña (8,3 años) y Madrid (7,9 años), mientras que la media española se encuentra en 7,3 años.

En el otro lado de la balanza se encuentran La Rioja, donde de media se emplean 4,8 años de sueldo íntegro para adquirir una vivienda, seguido por Murcia (4,9 años) y Aragón (5,1). En cuanto al índice de accesibilidad a la vivienda, dato que estima la relación entre el poder adquisitivo real de un ciudadano y el teórico necesario para efectuar la compra, los índices más bajos los registra Baleares con 48 puntos, Cataluña con 90 y Madrid con 93, lo que significa que en estas regiones el salario el poder adquisitivo de los ciudadanos es "insuficiente" para adquirir una vivienda.

En el lado positivo se encuentra La Rioja con 160 puntos, Murcia con 158 y Aragón con 150, mientras que la media nacional se sitúa en 104 puntos, dos más con respecto a 2018. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios