Sevilla

La Sevilla infiel

  • Un ranking sitúa a la ciudad como una de las que registran más citas para una aventura extraconyugal

La Sevilla infiel La Sevilla infiel

La Sevilla infiel

En esta era de rankings, clasificaciones, listas y estadísticas no podía faltar una nómina de las ciudades preferidas entre quienes deciden montárselo al margen de su pareja, lejos del cónyuge, más que discreta, secretamente. Existe ese listado. Y Sevilla está en él. Porque hay quienes eligen esta ciudad para una aventura extraconyugal. No son pocos. Y es de las favoritas.

La ciudad hispalense está en la sexta posición de esa tabla de la pasión a escondidas, de la que no debe enterarse nadie. Y eso, aquí, es complicado, muy complicado. Los amantes saben que están en medio de un panóptico.

Y no obstante, en esa liga de la infidelidad, Sevilla opta a un puesto de UEFA. Un sitio en el olimpo del tema. Ocurre, por supuesto, que al igual que en el mundo futbolístico, son Barcelona y Madrid las ciudades que copan los primeros puestos de lo que podría llamarse turismo cornúpeta. El verano, además, es una época propicia para practicarlo. Suben las temperaturas. Se disparan las feromonas. Es otro aliciente que suma la ciudad, como las otras que aparecen en esta peculiar competición de urbes en las que sobresalen las relaciones fugaces -o no tanto- y sin que se entere el otro/la otra.

El asunto, con todo, presenta dos vertientes: está la que tiene a Sevilla como punto de encuentro de dos foráneos que se dan cita en ella para pasar la Gran Noche (o el Día Entero... si se tercia), lo que arrastra un posible componente de visita turística -aunque esto es lo de menos, pues de lo que se trata es de encerrarse en la habitación del hotel y que arda Troya... o Sevilla-; y está la que tiene a la ciudad también como punto de encuentro pero de dos nativos que se la conocen como la palma de la mano, o casi, tienen su relación oficial, en muchos casos muy aparente, de sevillanas maneras, pero dispuestos a gastar la munición en otro (ignoto) coto de caza. Y aquí, para facilitarles el reparto de los puestos en la montería, aparece Victoria Milan.

Aquí está el origen de la relación de esos rincones urbanos en los que esconderse. Victoria Milan es una plataforma de citas on line "para personas casadas y comprometidas que buscan un affaire". La web, que lleva a gala su discreción, cuenta con un registro de 650.000 personas casadas o comprometidas interesadas en darse un homenaje al margen de su relación. Victoria Milan fue fundada por Sigurd Vedal en 2010. Y ha sido de esta plataforma de la que han brotado los datos que indican que Sevilla y Málaga son las ciudades andaluzas que prefieren muchos de los que sienten la irresistible llamada de una cana al aire. La capital de la Costa del Sol está en el número 10 del ranking.

En esa clasificación había sido indiscutible hasta ahora el liderazgo de Madrid. Pero Barcelona ha dado un salto importante y ha desbancado del primer puesto a la capital de España. Ha ocurrido en el primer semestre de este año (si bien no hay constancia de que exista una correlación entre el auge de esta infidelidad organizada y el frenesí independentista). Victoria Milan ha cuantificado en sus registros un aumento del 19% de las suscripciones en la capital catalana. Deducción de la plataforma: la fábrica de cornamentas más grande de España está, en la actualidad, en Barcelona. En lo de engañar a la pareja, Madrid ha pasado a ocupar la segunda plaza.

¿Por qué el cambio? Según Verdal, Barcelona "es conocida por su carácter moderno y cosmopolita, y eso sin duda ha favorecido a que nuestra plataforma de citas esté creciendo no sólo en la ciudad, sino en toda su zona de influencia". Ese aumento de contactos no es una cuestión aislada ni exclusiva de la Ciudad Condal. Victoria Milan está registrando un crecimiento de sus números en toda España.

Y así en el norte, tampoco se andan con chiquitas los vascos a la hora de un flirteo que los saque de la rutina amatoria. Concretamente es Bilbao, la capital vizcaína, la tercera ciudad de una clasificación que sigue con La Coruña, Valencia, Sevilla, Zaragoza, Benidorm, Alicante y Málaga. Éste es el top ten de las ciudades en las que está más extendida la práctica de probar otra fruta muy distinta a la media naranja. Sí, como Benidorm, el Jardín de las Delicias del Imserso, cuya sorprendente inclusión ya es sólo aparente, según Vedal, que aclara que "en casi todos los países en los que hacemos estas listas analizando nuestros datos nos encontramos con casos similares. Son lugares en los que uno no espera ver tantos miembros registrados en una web de citas para personas casadas o comprometidas y sin embargo..."

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios