Vivienda

Sevilla mete mano a la lista negra de pisos 'okupados'

  • Emvisesa cuenta con 27 viviendas ocupadas ilegalmente

  • La empresa de vivienda ha iniciado 61 procedimientos judiciales y ha recuperado 40 pisos por lanzamientos o entrega voluntaria entre 2015 y el 31 de diciembre de 2018

La Policía Nacional desalojó hace más de cinco años un bloque de vivienda ocupado en Nuevo Amate. La Policía Nacional desalojó hace más de cinco años un bloque de vivienda ocupado en Nuevo Amate.

La Policía Nacional desalojó hace más de cinco años un bloque de vivienda ocupado en Nuevo Amate. / Belén Vargas

La patata caliente de Emvisesa son las 27 viviendas que se encuentran ocupadas ilegalmente en la actualidad. En el proceso de apelación hay siete pisos tras haberse dictado sentencia condenatoria a los ocupantes por parte de los juzgados de instrucción competentes. Un inmueble será entregado próximamente de modo voluntario tras un fallo en procedimiento penal a favor de la empresa municipal de vivienda. A la espera de lanzamiento hay 13 viviendas ya con sentencias condenatorias para los ocupantes. Una última situación y como consecuencia de la última reforma llevada a cabo de la Ley de Enjuiciamiento Civil –en la que se introducía la posibilidad de realizar desahucios en el supuesto de viviendas públicas ocupadas ilegalmente– son los seis procedimientos civiles de ocupaciones ilegales de vivienda por esta vía.

El debate sobre la ocupación ilegal de viviendas fue propuesto desde la bancada de Vox, que preguntó por las acciones que adopta el Ayuntamiento ante estas situaciones. Cristina Peláez solicitó un “mayor esfuerzo” a las instituciones públicas ante las ocupaciones de vivienda, asegurando que la Junta de Andalucía admite que tiene más de 300 pisos ocupados en Sevilla y que Emvisesa contaba con 262 casos de ocupados ilegalmente, habiéndose presentado 44 expedientes penales por usurpación.

La respuesta vino de Juan Espadas, quien desgranó las iniciativas que se realizan como las acciones preventivas y correctivas puestas en marcha desde 2015, la creación en octubre de 2017 de la comisión de seguimiento de ocupaciones irregulares, las mesas de trabajo e intervenciones con la Policía sobre usos no adecuados del espacio, o la creación de agentes de proximidad para la coordinación con Emvisesa para detectar casos de ocupación.

Emvisesa apunta que no se limita a recuperar las viviendas irregularmente ocupadas, sino que comprueba, a través de los servicios sociales municipales en coordinación con la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda y la Unidad Municipal de Emergencias Sociales y Exclusión Social (UMIES), si los ocupantes reúnen los requisitos para obtener un informe de excepcionalidad. De este modo, se garantiza en todo momento que las familias disponen de una alternativa habitacional de transición y, en su caso, de ayudas al alquiler a través de un programa del Ayuntamiento. Sólo los inquilinos de la empresa municipal de vivienda han recibido 1,7 millones en ayudas al alquiler desde la creación de este Programa en 2017.

Vox asegura que la Junta tiene más de 300 inmuebles ocupados en la ciudad

El equipo de Juan Espadas ha puesto en marcha desde su llegada a la Alcaldía diferentes acciones, tanto preventivas como correctivas, para reducir el número de ocupaciones irregulares, así como de viviendas vacías pertenecientes al parque público municipal. Entre 2015 y el 31 de diciembre de 2018, el Ayuntamiento ha iniciado 61 procedimientos judiciales y ha recuperado 40 viviendas como consecuencia de lanzamientos o bien por entrega voluntaria de las llaves por parte de los ocupantes irregulares.

La empresa municipal activa procesos de regularización y normalización en las promociones que concentran el mayor número de ocupaciones irregulares, problemas de convivencia y seguridad, creando mesas de trabajo en coordinación con los distritos municipales implicados. Se han realizado diferentes intervenciones en coordinación con la Policía Nacional. Uno de los casos más sonados fue en 2014 cuando una veintena de personas pasaron varios días instalados en pisos de la empresa municipal de vivienda en Nuevo Amate. Varios de los okupas expusieron que llevan años demandando una vivienda a Emvisesa, en algunos casos desde el año 1990, sin que nunca hayan podido obtener el acceso a ningún piso.

Emvisesa creó en septiembre de 2018 y reforzó el pasado mes de septiembre el Servicio de Agentes de Proximidad. Durante el primer año de servicio, los operarios han realizado más de 4.300 visitas para evaluar el estado de 34 diferentes promociones de alquiler de la empresa municipal repartidas por la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios