Paro registrado y afiliación en abril

Sevilla baja de los 190.000 parados por primera vez en una década

  • La provincia registra 6.082 parados menos en abril, un buen dato pero peor que el de los dos años precedentes

  • El número de afiliados sube en 5.138, menos que los 7.630 de 2018 a pesar de la coincidencia con la Semana Santa

Un camarero recoge mesas en una terraza en Sevilla. Un camarero recoge mesas en una terraza en Sevilla.

Un camarero recoge mesas en una terraza en Sevilla. / Juan Carlos Muñoz

Buen mes de abril para Sevilla -que se benefició de su coincidencia con la Semana Santa- pero peor que el mismo mes de 2018, cuando no hubo Semana Santa pero sí Feria en la capital. Esa es la conclusión que se puede sacar de los datos del paro y la afiliación a la Seguridad Social conocidos hoy, que dejan 6.082 parados menos en las listas del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) y 5.138 afiliados más a la Seguridad Social. La provincia baja así de los 190.000 parados (187.586) por primera vez desde septiembre de 2009 y el número de trabajadores se sitúa en 739.558, la cifra más alta desde noviembre de 2008.

Parados y afiliados a la Seguridad Social Parados y afiliados a la Seguridad Social

Parados y afiliados a la Seguridad Social / Dpto. de Infografía

En porcentaje, la reducción del paro es del 3,14%, similar a la andaluza (-3,26%) y superior a la española (-2,81). En afiliación, sin embargo, los guarismos son peores ya que la reducción es del 0,70% frente al 1,34% regional (muy beneficiada por la campaña de la fresa en Huelva) y el 0,98% nacional.

Como se ha dicho arriba, Sevilla registra una reducción del desempleo en abril menor que la de 2018, cuando hubo 6.628 parados menos, y aún menor que la de 2017, con 8.144 menos. Se trata, pues, del peor dato desde 2016, aunque en términos absolutos la cifra no sea mala y esté en consonancia con los años de la recuperación. Incluso es superior a las que había en los años precrisis, debido quizás a que ahora la contratación temporal está muy vinculada al sector servicios y a sus picos de campaña. Y es el sector servicios el que acumula el 82% de la bajada del paro en la provincia, con 5.011 desempleados menos.

Algo similar cabe decir de la afiliación. El alza de 5.138 personas -menos de lo que baja el paro, lo que quiere decir que una parte de esos desempleados ha dejado de serlo porque pasan a la inactividad- es menor que que la de 2018 (7.630) pero mayor que la de 2017 (4.582) y está en un nivel similar a 2015. Se trata de un abril, por tanto, normal dentro de la tónica de la recuperación.

La administración pública es la que más empleo crea en abril, seguida de la hostelería

Por sectores de actividad la hostelería, como era previsible, tira del carro con 1.314 empleados nuevos (excluidos los autónomos) pero sorprendentemente no es el que suma más afiliados. Es la administración pública (excluidas la sanidad y la educación), con 2.206 trabajadores más.

Paro por género y sectores Paro por género y sectores

Paro por género y sectores / Dpto. de Infografía

Tras estas dos actividades se sitúan los servicios administrativos y auxiliares (521), el comercio (495) y la industria manufacturera (357). Hay, por otro lado, 486 autónomos más y, como es tradicional en estas fechas, el sector que más resta es el agrario, con 1.146 empleados menos.

En tasa interanual, tampoco son en absoluto malos datos. El paro baja en un año (abril de 2017-abril de 2018) en 10.445 personas, el doble por ejemplo que en Málaga. Por primera vez desde noviembre de 2018, el ritmo de reducción anual (respecto al mismo mes del año anterior) es mayor que el del año anterior, aunque está muy lejos de los 27.494 desempleados menos que hubo en abril de 2017, año récord. En cualquier caso, es el segundo mejor ejercicio de la recuperación.

En cuanto a la afiliación, sube en 22.204 en un año, una cifra que es peor que la del año pasado (23.538), cuando en marzo sí era superior. Eso refleja una cierta desaceleración, pero Sevilla, aun así, sigue creando más de 20.000 empleos anuales, lo cual no es ni mucho menos un signo de alarma. Sí que es peor que el dato de Málaga, que crea casi 25.000 empleos teniendo menos fuerza laboral que Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios