Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus en sevilla

La Sierra Norte exige controles para frenar la llegada de vecinos con segunda residencia

  • Cazalla hará inspecciones de viviendas vacías y Constantina reforzará la vigilancia, tras varios fines de semana en los que han seguido llegando familias

  • Los alcaldes destacan que es gente a la que necesitan y quieren, pero que ahora deben permanecer en sus casas

Tareas de desinfección, en Cazalla de la Sierra. Tareas de desinfección, en Cazalla de la Sierra.

Tareas de desinfección, en Cazalla de la Sierra. / Ayuntamiento de Cazalla

"Es gente a la que queremos y a la que necesitamos, pero ahora deben quedarse en su primera residencia", cuando las cosas se normalicen "nos abrazaremos". Con estas palabras, el alcalde de Cazalla de la Sierra, Sotero Martín, ha intentado dulcificar su llamamiento para que las personas, de todas las zonas del país, que tienen viviendas de segunda residencia en Sierra Morena, no intenten trasladarse a las mismas, como ha ocurrido de forma importante los fines de semana desde que se produjo el anuncio y la entrada en vigor del confinamiento.

En la comisión municipal de seguimiento para el COVID-19 del martes, con los portavoces políticos, la policía local y los bomberos además de miembros del gobierno local implicados en el dispositivo, se acordó solicitar la Subdelegación del Gobierno controles en los accesos a la Sierra Norte, por Lora y Cantillana, para que esto no ocurra.

También se va a realizar un inventario de viviendas normalmente vacías e inspecciones los fines de semana, con denuncias cuando se compruebe que a ellas se han trasladado familias, incumpliendo así decreto del estado de alarma.

Según el alcalde de Cazalla, cuando la comarca apenas ha registrado casos de contagio, la principal preocupación entre la población son estos vecinos que están llegando no sólo desde Sevilla, sino desde ciudades como Madrid o Barcelona, la mayoría personas oriundas de la zona o sus hijos, que han mantenido las casas. 

Incluso, se han llegado a producir "pequeños conflictos de orden público" en establecimientos comerciales, cuando se ve a estas personas.

Martín, que es presidente de la Mancomunidad de Municipios de la Sierra Morena de Sevilla, señala que la llegada de vecinos a las viviendas de segunda residencia se repite en otros pueblos. Se ha detectado, incluso, que a veces utilizan carriles para evitar las carreteras principales y posibles controles.

Teniendo en cuenta la condición de parque natural de la comarca de la Sierra Norte, el turismo y las viviendas de segunda residencia son muy numerosas. Algunos municipios, como Cazalla, pueden duplicar incluso su población en determinados meses y puentes del año.

En el mismo sentido, se ha pronunciado el regidor de Constantina, Rubén Rivera, municipio donde se va a "reforzar el control y vigilancia en este sentido, para así frenar este desplazamiento innecesario e irresponsable".

"Los alcaldes de la comarca somos muy conscientes de la importancia y necesidad del turismo y segundas viviendas en nuestras zonas, pero ahora no es momento de desplazarse a la sierra, es momento de quedarse en casa, en tu vivienda habitual", ha señalado, recordando que es "la única manera de frenar el virus".

"Estos visitantes de nuestra comarca siempre han sido una ayuda, pero ahora deben seguir ayudándonos sin desplazarse mientras dure la pandemia.”

Días alternos para comprar y antes de las 20:00 horas

Por otro lado, el Ayuntamiento de Cazalla también ha establecido como "recomendación" en el municipio que las compras se hagan antes de las 20:00 horas, "a no ser que causas justificadas lo impidan".

Para evitar aglomeraciones en establecimientos comerciales y supermercados, se ha fijado que los residentes en viviendas con números impares, según conste en la dirección del DNI, realicen las combras los lunes, miércoles y viernes y, el resto, los martes, jueves y sábado y usen las tiendas más cercanas.

Los domingos, no podrán hacerse compras. En coherencia con todo ello, también se flexibiliza el horario para tirar la basura.

También ha fijado un radio de unos 150 metros alrededor de la vivienda, para pasear a los perros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios