Sevilla

Suspenden siete intervenciones en la huelga del 'Código Infarto'

  • El Satse ha convocado nuevos paros para hoy martes y para el lunes 25 de abril

La huelga convocada por el sindicato de Enfermería Satse provocó ayer la suspensión de cuatro intervenciones en el Hospital Macarena y de otras tres en el Hospital Virgen del Rocío. La práctica totalidad de los trabajadores convocados secundaron ayer el primero de los paros previstos por el Satse en los dos hospitales de la ciudad, según explica la central. Los servicios mínimos garantizan esta asistencia a la población ante emergencias y urgencias.

Los trabajadores afectados (enfermeros, auxiliares y técnicos de rayos) reivindican la adecuación de las condiciones salariales al resto de plantillas que están adscritas al Código Infarto, un protocolo que funciona desde 2010 para atender de manera ágil a los pacientes que sufren una parada cardiorrespiratoria. Este protocolo prevé atender a los pacientes en menos de 120 minutos y aplicar una de las técnicas más eficaces ante un infarto, la angioplastia primaria, una intervención que permite eliminar la obstrucción arterial que ha originado el infarto a través de un catéter. Este procedimiento mejora la supervivencia y requiere de personal cualificado en salas hospitalarias de Hemodinámica, de modo que las plantillas adscritas al Código Infarto tienen que permanecer de guardia localizada las 24 horas.

"Desde la puesta en marcha del Código Infarto los profesionales de Hemodinámica han visto aumentar la activaciones durante las guardias localizadas, sin ver mejorar su situación. El protocolo prevé incentivos desde hace seis años que no se aplican", explicó ayer Reyes Zabala, portavoz del Satse en Sevilla. Hoy martes, 19 de abril, se repetirá el paro durante tres horas, desde las ocho de la mañana hasta las once; y la tercera jornada se celebrará el próximo lunes 25 de abril, desde las ocho de la mañana hasta las tres de la tarde. En el escrito para la convocatoria de la huelga, el Satse explica que "está motivada por la paralización, dilatación y aplicación arbitraria y heterogénea, por parte de la Administración Sanitaria de la aplicación y reconocimiento de los derechos de los trabajadores en cuanto al reconocimiento retribuido del salario de las guardias localizadas de estas unidades a raíz de la implantación del Código Infarto". Este reconocimiento sí se contempla para las plantillas que están adscritas a este servicio que en otras provincias, como Granada y Málaga, así como a los trabajadores del Hospital de Valme. La plantilla afectada por esta situación, que califican de "discriminatoria", la integran 24 enfermeros, cuatro técnicos de radiodiagnóstico y tres auxiliares en los Hospitales Virgen del Rocío y Macarena.

"Los enfermeros del Infantil también están afectados porque desde hace unos cuatro años también atienden los casos de infarto en el Hospital General Virgen del Rocío", añade la portavoz de los trabajadores. Durante el año pasado y hasta llegar a la huelga, estos profesionales han mantenido múltiples reuniones con responsables hospitalarios sin lograr una respuesta satisfactoria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios