Economía

El Estado inyecta 18,2 millones para compensar la caída de viajeros de Tussam

  • La aportación será reutilizada en función de los criterios que establezca Hacienda priorizando el apoyo a una empresa de transporte que sigue sin recuperar el número de usuarios anterior al Covid

Un autobús de Tussam a la altura de la sede de la Diputación de Sevilla.

Un autobús de Tussam a la altura de la sede de la Diputación de Sevilla. / José Ángel García

Una buena noticia para Juan Espadas y las cuentas del Ayuntamiento. Las arcas municipales recibirán una aportación por parte del Gobierno de 18,2 millones para compensar la caída de viajeros de la empresa municipal de transportes Tussam durante el 2020 debido a la pandemia del coronavirus. Este dinero, que será ratificado el martes que viene en el Consejo de Ministros, es el que le corresponde a la ciudad en la distribución del fondo estatal extraordinario para paliar el déficit en los servicios de transporte público de entidades locales, que ascenderá finalmente en total a 430 millones.

El alcalde y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, analizaron ayer en una reunión en la Casa Consistorial esta aportación estatal a las empresas de transportes municipales y metropolitanas, que responde a una propuesta de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y en la que Espadas ha trabajado desde el año pasado ante las graves consecuencias económicas para las empresas de transporte público de la pérdida de viajeros por el Covid.

El 2020 se cerró con una caída de los ingresos municipales que no tiene precedentes. La pandemia ha golpeado las arcas municipales y no sólo ha mermado sus ingresos, sino que ha obligado a reforzar los gastos descuadrando el presupuesto y obligando a la Hacienda local a buscar el equilibrio en las cuentas. El peor balance correspondió a Tussam, con una grave caída de pasajeros que dejó en las cuentas de la empresa una reducción de más de 23 millones con respecto al ejercicio anterior. Ya de por sí, la empresa de autobuses no cubre el coste real del servicio, por lo que cada año recibe transferencias de capital, una necesidad que este año se ha multiplicado.

Durante 2020, el Ayuntamiento realizó un esfuerzo económico para proteger y garantizar el servicio de transporte público pese a la importante pérdida de viajeros provocada por la pandemia. De esta forma, se hicieron modificaciones presupuestarias y, sobre todo, se consiguió reutilizar por primera vez el superávit con la prioridad de apoyar a Tussam. En total, esto supuso unas transferencias extraordinarias a la empresa de en torno a 20 millones. Estas aportaciones consiguieron, además de garantizar la continuidad del servicio público durante todo el año, evitar que la empresa incurriera en pérdidas al cierre del año.

El Gobierno estableció como criterio de reparto una caída estimada del 40 % respecto al 2019

Desde el inicio de la pandemia, el primer edil socialista junto con otros ayuntamientos y a través de la FEMP, solicitaron al Ministerio de Hacienda la necesidad de poner en marcha un fondo extraordinario de apoyo al transporte público de los ayuntamientos. Después de que en un primer intento este fondo fuera rechazado por parte de los grupos de la oposición en el Congreso de los Diputados, finalmente se aprobó el proyecto este mismo año.

El Estado estableció como criterio de reparto una caída estimada del 40 % de los ingresos en las empresas de transporte público respecto al 2019. Esto supone, en el caso de Sevilla el acceso a 18,2 millones de euros. Estos fondos llegarán al Ayuntamiento y serán reutilizados en función de los criterios que establezca el área de Hacienda teniendo como prioridad en cualquier caso mantener el apoyo a Tussam durante este ejercicio, dado que la pandemia sigue provocando una reducción en el número de usuarios.

“Con este fondo se cumple un compromiso del Gobierno con los ayuntamientos en el que hemos trabajado durante más de un año. Es un recurso fundamental para las administraciones locales que hemos sufrido una gran pérdida en los ingresos de las empresas públicas de transporte que hemos tenido que compensar con recursos propios en el caso de Sevilla”, explicó Espadas, quien ha agradecido a la ministra de Hacienda la aprobación de esta aportación estatal a los ayuntamientos.

Montero y Espadas caminan por la planta alta de la Casa Consistorial. Montero y Espadas caminan por la planta alta de la Casa Consistorial.

Montero y Espadas caminan por la planta alta de la Casa Consistorial. / Antonio Pizarro

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios