Empresas municipales La negociación del próximo convenio colectivo en la sociedad de transportes

Tussam dice que un conductor sólo está al volante 6,15 horas al día

  • El consejo de administración analiza un estudio que compara la jornada laboral de los chóferes sevillanos con otras grandes ciudades · Valencia tiene el registro más alto con 8 horas y 2 minutos

Un estudio interno de Tussam refleja que sus conductores pasan "un tiempo diario medio con pasajeros que asciende a poco más de seis horas y quince minutos". El mismo documento, al que ha tenido acceso Diario de Sevilla, establece que la jornada laboral media de los chóferes es de siete horas, por debajo de la de las empresas de transporte urbano de Madrid (7,30 horas), Barcelona (7,28), Valencia (8,02) o Málaga (7,30). El estudio recoge que en Tussam rige el convenio de las 35 horas de trabajo semanales. La aplicación pactada en convenio colectivo supuso en Sevilla entre 30 y 60 minutos menos de conducción por jornada que en el resto de las grandes ciudades. La jornada diaria en Tussam está, además, reducida en 30 minutos por el descanso intermedio, "lo que hace que la productiva sea sólo de 6,30 horas. Como la jornada debe incluir legalmente la incorporación y retirada de vehículos al itinerario de la línea, la toma del servicio, los desplazamientos, las incidencias y las esperas, "en realidad el tiempo diario medio con pasajeros asciende a poco más de 6 horas y 15 minutos", como reza la conclusión de un estudio presentado por la empresa en el último consejo de administración.

El estudio ha sido difundido en un foro oficial como es el consejo de administración ante la negociación del próximo convenio laboral, cuyo comienzo sigue bloqueado por la falta de acuerdo para nombrar al presidente de la mesa negociadora, tal como ya informó este periódico. En 2010 tendría que haber sido ya aprobado el nuevo convenio, pero como no ha sido así la empresa ha mantenido las retribuciones y condiciones laborales del texto de 2009 y advierte que la negociación colectiva pendiente habrá de "adecuarse" a las circunstancias económicas actuales "globales y específicas derivadas de estar inmersos en un plan de equilibrio financiero". En cualquier caso, el presupuesto de Tussam para 2011 recoge una reducción del 5% en gastos de personal respecto al ejercicio anterior. La empresa justifica este recorte de la siguiente manera: "El presupuesto ha sido calculado sobre la base del ajuste de la plantilla a la oferta presupuestada para 2011, considerando que al importante esfuerzo de gestión de oferta y optimización de recursos que se ha puesto en marcha durante 2010, habrá de añadirse la colaboración de los trabajadores".

Los representantes sindicales en la empresa Tussam consumieron a lo largo de 2009 un total de 19.316 horas como liberados de sus obligaciones laborales, según las estadísticas de la compañía. Los 23 miembros del comité de empresa y los ocho delegados sindicales tienen cada uno derecho a 40 horas mensuales. La cifra de horas consumidas el pasado año de acuerdo con la legislación laboral equivale a que cada día de 2009 hubieran dejado de trabajar 12 conductores. Tussam inició a finales de noviembre los contactos previos al comienzo de la negociación de un nuevo convenio laboral. La empresa rechazó la petición de los representantes sindicales para ser liberados una jornada entera para asistir a una "simple" reunión en la que se debía acordar quién presidirá la mesa de negociación, una labor que recae habitualmente en una persona que ejerce de moderadora, ajena a las partes y experta en Derecho. La empresa consideró "inadmisible" acceder a semejante petición, toda vez que en la sesión sólo se emplearía una hora "o poco más".

Todo indica que el nuevo convenio se retrasará hasta la toma de posesión de la nueva Corporación municipal que surja de las elecciones del 22 de mayo. Tussam vive en la actualidad un más que delicada situación por la deuda de 60 millones de euros que arrastra y que lastra su futuro y le resta sus posibilidades en el mercado bancario. La compañía ha cerrado las cuentas de 2010 con equilibrio gracias a la venta del edificio de Diego de Riaño y a los nuevos criterios del Plan General Contable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios