Sevilla

La UPO logra el carril bici con un año de retraso y sin servicio de alquiler

  • El Ayuntamiento atribuye la tardanza a la dificultad de un “terreno singular” que obligará a bombear agua · El tramo completa el itinerario de 4.789 metros que une la Olavide con el Prado

El concejal de Infraestructuras para la Sostenibilidad del Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Rodrigo Torrijos, presentó ayer, con 12 meses de retraso, el último tramo del itinerario VII de la red de carriles bici. El edil quiso aprovechar “el marco que ofrece” la Semana europea para la Movilidad para presentar los 2.600 metros de vías ciclistas que conectan la UPO con la avenida de la Paz. Del tramo, que va desde El Prado de San Sebastián hasta la Pablo de Olavide, se podrán beneficiar los trabajadores y estudiantes del centro universitario.

La vicerrectora de Participación Social del centro, Rosalía Martínez, señaló que la culminación de este tramo supone “un paso muy importante para facilitar” el acceso a la Pablo de Olavide de los universitarios que residen en Sevilla. Martínez pidió al Consistorio que “agilizara los trámites” para la colocación de dos estaciones de Sevici al final del nuevo tramo. Torrijos explicó que “faltan por ubicar 65 estaciones” en distintos puntos de la ciudad, hasta llegar a las 250 que el Consistorio prometió establecer al finalizar 2008. “La instalación es progresiva y tenemos que cubrir las necesidades de todo el itinerario, no serviría de nada colocarlas sólo al final del tramo”, explicó.

El retraso de los casi tres kilómetros que unen la avenida de la Paz con la UPO se debe a problemas provocados por “la difícil” orografía del terreno. Antonio Cabrera, responsable de la ejecución del proyecto de este itinerario, señaló que han tenido que hacer “un esfuerzo importante” para poder poner en marcha una “singular infraestructura”. La vía transcurre por una zona que se suele inundar, por lo que se ha establecido un sistema para el bombeo del agua; la pasarela de la SE-30 se ha tenido que adecuar para poder conectar el tramo con la avenida de la Paz; y el resto del carril, que transcurre paralelo a las obras del metro, se ha tenido que acondicionar al tratarse de una zona que estaba inutilizada.

El responsable de la Oficina de Protección Medioambiental de la Pablo de Olavide, Modesto Luceño, pidió al edil que resolviera “lo antes posible” las deficiencias” que presenta el tramo en lo que se refiere a la seguridad de los usuarios. “Es necesario una mejor señalización para impedir accidentes que puedan poner en peligro a los ciclistas”, explicó.

La UPO cuenta con unos cien aparcamientos privados para que los usuarios puedan dejar sus bicicletas, una cifra que, según la vicerrectora, es “insuficiente para la cantidad de universitarios” que eligen este medio para desplazan hasta la Pablo de Olavide . “El número aumentará progresivamente para cubrir la demanda de los usuarios del carril”, agregó la vicerrectora. Torrijos también insistió en la necesidad de aumentar el número de aparcamientos privados en el resto de la ciudad. “A final de año, Sevilla contará con 4.000 aparcamientos para eliminar una de las pocas carencias que presenta el carril”, explicó el edil, que pidió a la Junta de Andalucía la inclusión de Sevilla dentro de las ciudades, de más de 50.000 habitantes, que van a recibir ayudas económicas para las obras del carril bici.

El concejal de Infraestructuras para la Sostenibilidad informó sobre la intención del Ayuntamiento de poner en marcha los trabajos para la ejecución de una nueva red de 30 kilómetros más de carril bici para “complementar” a la red principal y conectar los parques de la ciudad.  La Mesa Técnica de la Bicicleta está trabajando en la elaboración del proyecto de esta nueva red del carril bici. El Ayuntamiento invertirá unos ocho millones de euros en esta nueva obra cuya fecha de inicio se desconoce.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios