Sevilla

Urbanismo avala que Primark abra una gran superficie en la Avenida

  • Considera que, a falta de conocer el proyecto, puede permitir el negocio en la antigua central del Banco de Andalucía.

La firma irlandesa Primark no debe tener ningún problema en abrir una gran superficie comercia en la Avenida de la Constitución. Y puede hacerlo sin necesidad de esperar a la aprobación del plan especial de protección que se ultima sobre este sector concreto del casco histórico. La operación está pendiente del acuerdo de compra del inmueble por parte de un fondo de inversión suizo que a su vez lo arrendaría a la firma irlandesa de ropa femenina. Urbanismo ya ha recibido una primera consulta sobre este particular, aunque por el momento no hay constancia oficial y detallada del proyecto.

Según ha podido saber este periódico, una de las claves para hacer rentable la operación está en los metros cuadrados de explotación comercial que necesitaría la firma. Sobre este aspecto, Urbanismo avala que abra ya como gran superficie y, por lo tanto, con 2.500 metros cuadrados como mínimo. La Gerencia tiene claro que podría dar ya el visto bueno a la operación al acogerse al PGOU de 1987 a falta del plan especial de protección.

En ausencia de esta normativa concreta, con la finalidad de no entorpecer el desarrollo natural urbanístico de la ciudad y ante un proyecto que se presente en la actualidad sobre un inmueble como el de la antigua sede del Banco de Andalucía, el servicio de licencias urbanísticas está en la obligación de tomar una decisión sobre este proyecto de acuerdo a las determinaciones que establece el Plan General de 1987. Por tanto, un proyecto de comercio que se pretendiera desarrollar en este ámbito se consideraría pequeña superficie comercial -si no sobrepasara los 2.500 metros cuadrados de superficie- en función del PGOU de 1987, que resucita en este caso al no existir planeamiento específico de protección en este ámbito.

El deseo de Primark por por tener una tienda en un lugar preferente del centro histórico de Sevilla es notorio desde hace tiempo. Como se recordará, Primark ya se interesó por la posibilidad de asentarse en el antiguo cuartel de la Policía en la Plaza de la Gavidia, pero el futuro de este inmueble sigue siendo más que incierto, a pesar de que el gobierno de PSOE e IU quiso desbloquear en los últimos meses de mandato su situación desde el punto de vista urbanístico. El intento resultó un fracaso.

El edificio objeto de la operación cuenta con 7.044 metros cuadrados sobre rasante distribuidos en sótano, planta baja, entreplanta y seis plantas en altura. La superficie total construida es de 8.146 metros cuadrados. La entidad financiera lo puso a la venta por 30,5 millones de euros. Esta enajenación, de hecho, se incluye en los planes del Banco Popular por deshacerse de inmuebles al disponer hoy de una estructura duplicada como consecuencia de la fusión entre ambos bancos y, por supuesto, con el objetivo de ganar en liquidez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios