Patrimomio

Urbanismo ordena la revisión de la fachada de un colegio de Castellar

  • Los técnicos estiman que el coste de la intervención es de casi 40.000 euros

El inmueble se encuentra enclavado en los números 48, 50 y 52 de la calle Castellar. El inmueble se encuentra enclavado en los números 48, 50 y 52 de la calle Castellar.

El inmueble se encuentra enclavado en los números 48, 50 y 52 de la calle Castellar. / D. S.

Revisión de la fachada y de la estructura. La Gerencia de Urbanismo ha ordenado unos trabajos valorados casi en 40.000 euros para garantizar la seguridad, salubridad y ornato público del céntrico inmueble enclavado en los números 48, 50 y 52 de la calle Castellar, en el que se encuentra el colegio concertado Calderón de la Barca.

En el expediente de la Gerencia, los técnicos solicitan a la propiedad del edificio la revisión de las fachadas del conjunto con detección y picado de revestimientos continuos sueltos y dañados; el retacado de huecos y posterior enfoscado de las zonas saneadas y descarnadas; y la revisión de las cornisas, vuelos y remates decorativos con la sustitución, reparación, refuerzo y/o correcta fijación de los elementos dañados y sueltos. Las soluciones más apropiadas para su estabilización y protección debe tomarlas el técnico director de las obras. El coste estimado de la intervención es de 39.121 euros.

La propiedad debe examinar la estructura y los elementos constructivos

El resto de medidas ordenadas por Urbanismo son la revisión de las medidas de seguridad existentes en la finca y nueva inspección de la estructura y elementos constructivos en general, con demolición de falsos techos y apertura de catas para descubrir los elementos ocultos si fuera necesario para la correcta evaluación de los daños, ejecutándose los refuerzos y modificaciones de dichas medidas de seguridad que se crean necesarios por deterioro de los existentes o por agravamiento de los daños o aparición de nuevos daños, de forma que queden garantizadas las condiciones de seguridad de la finca de forma provisional, con el seguimiento adecuado de la propiedad hasta que se proceda a su reparación definitiva.

Hace año y medio, la Gerencia de Urbanismo acordó imponer una multa de 26.845 euros a los responsables de los corralones que se encuentran en el interior del mismo inmueble en concepto de quinta multa coercitiva por el incumplimiento de unas órdenes dictadas en diciembre de 2008 para que un plazo máximo de dos meses solicitasen la preceptiva licencia para unas obras acometidas en el recinto sin autorización.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios