Sanidad

El Virgen del Rocío repara un aneurisma de aorta con el injerto de tejido criopreservado de un donante

  • Se trata de una intervención de alto riesgo quirúrgico, elevada complejidad técnica y poco frecuente.

Un momento de una intervención en el Virgen del Rocío. Un momento de una intervención en el Virgen del Rocío.

Un momento de una intervención en el Virgen del Rocío. / M.G.

La Unidad de Gestión Clínica de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla ha llevado a cabo el tratamiento de un caso de aneurisma de aorta abdominal de origen infeccioso (también llamado aneurisma micótico) mediante la resección de la arteria enferma y su sustitución por un implante de homoinjerto criopreservado procedente de donante cadáver. Se trata de una intervención de alto riesgo quirúrgico, elevada complejidad técnica, y poco frecuente.

Un paciente varón ingresado tras detectarle un aneurisma micótico con alto riesgo de complicación se ha beneficiado de esta técnica. En concreto, según un nota de prensa, los especialistas han empleado varios injertos arteriales criopreservados, y seleccionados específicamente, para adaptarse a la anatomía del territorio arterial dañado que se necesita sustituir (arteria aorta, bifurcación de arterias iliacas y dos arterias femorales superficiales).

Los homoinjertos criopreservados son tejidos, en este caso vasos arteriales, tomados gracias a la generosidad de donantes cadáveres y conservados a muy baja temperatura (por debajo de 80º bajo cero) en el Banco Sectorial de Tejidos de Córdoba. El empleo de estos homoinjertos es poco usual, se utilizan principalmente cuando no hay disponible un aloinjerto (tejidos del propio paciente, como la vena safena para realizar un bypass, por ejemplo) o en situaciones de infección que desaconsejen el uso de materiales protésicos, más propensos a la infección y con peor respuesta al tratamiento antibiótico.

El aneurisma micótico es una patología poco frecuente. Aproximadamente, un uno por ciento de todos los aneurismas están asociados con una infección arterial y es una de las patologías más graves a las que se enfrentan los especialistas en Angiología y Cirugía Vascular. Esta intervención quirúrgica es la única opción terapéutica que se le puede ofrecer al paciente en la actualidad, aunque le supone un elevado riesgo al presentar una alta tasa de morbilidad y mortalidad.

En este caso, por el origen infeccioso del aneurisma, se opta por el implante de un homoinjerto, ya que se ha demostrado que ofrece una mejor respuesta a la infección en comparación con otros tipos de injerto. El uso de este tejido es una alternativa terapéutica disponible en la sanidad pública gracias a la colaboración del Banco Sectorial de Tejidos, reservada para casos seleccionados.

Este procedimiento es posible, además, gracias la colaboración de profesionales del Hospital Universitario Virgen del Rocío, la Coordinación de Trasplantes, personal del Centro Regional de Transfusión Sanguínea de Sevilla y el Banco Sectorial de Tejidos de Córdoba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios