Incidente en un almuerzo el día de Reyes

Vox asegura a la juez que el hostelero actuó "correctamente" al negarle la mesa a Cabrera

  • La formación reclama las grabaciones de las cámaras del restaurante del 6 de enero para esclarecer los hechos

El delegado de Gobernación y el acalde en la presentación esta semana de nuevos policías locales. El delegado de Gobernación y el acalde en la presentación esta semana de nuevos policías locales.

El delegado de Gobernación y el acalde en la presentación esta semana de nuevos policías locales. / juan carlos vázquez

Una novedad en el origen del incidente protagonizado por el delegado de Gobernación y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, en el restaurante Princi.pico el pasado Día de Reyes. El grupo municipal de Vox, que ejerce la acusación popular contra el concejal socialista, ha remitido un escrito al juzgado de Instrucción número 13 de Sevilla, en el que asegura que el Cabrera no respetó las recomendaciones sanitarias al solicitar una mesa para diez comensales ese día porque sus familiares pertenecían a más de dos grupos de convivencia, por lo que sostiene que el hostelero "actuó correctamente al negarle la mesa".

El escrito de Vox se produce una vez que la instructora, en un trámite inusual en estos casos, ha concedido al delegado la posibilidad de efectuar unas alegaciones a la denuncia presentada por el grupo que dirige Cristina Peláez. El abogado de Vox, Fernando Rodríguez Galisteo, señala en el documento, al que ha tenido acceso este periódico, que la normativa publicada en el BOJA permitía excepcionalmente que ese día 6 de enero la permanencia de grupos de personas en espacios de uso público y privado no se superara el número máximo de diez personas, salvo que se trate de convivientes y se recomendaba que "estos encuentros se compongan de miembros que pertenezcan al mismo grupo de convivencia y que no se superen los dos grupos de convivencia".

El letrado relata que ese día, como ha reconocido el propio Cabrera, estaban en el restaurante "más de dos grupos de convivencia", porque se habían reunido sus padres octogenarios, la familia del delegado y la de su hermana, y "pretendía el señor Cabrera que todos ellos fueran sentados en la misma mesa, siendo varios grupos de convivencia diferentes en número superior a dos, e imponiendo de alguna manera al encargado del establecimiento que obviara la recomendación de la normativa legal vigente el día de los hechos con el único fin de satisfacer las pretensiones personales del señor Cabrera y, por ende, de su familia".

En este sentido, la acusación añade que Cabrera, por su condición de cargo público "lleva implícito una obligación de ejemplo para con la ciudadanía y en vista precisamente de la ola provocada por la pandemia, consecuencia precisamente de las fiestas navideñas y reuniones familiares, debería haber realizado un ejercicio de empatía y sentido común para evitar que el evento en cuestión se celebrara de la manera más segura y apacible, y debió seguir las recomendaciones de la normativa vigente publicada en el BOJA" número 88 del 11 de diciembre de 2020.

La asociación de Hosteleros de Sevilla, prosigue Vox, dirigió un comunicado a sus asociaciones con la misma recomendación de "no permitir mesas de diez comensales con más de dos grupos de convivencia", por lo que insiste en que el hostelero "actuó correctamente al no permitir al señor Cabrera unir dos meses para diez personas de más de dos grupos de convivencia".

Vox ha respondido de esta forma a las alegaciones realizadas por el delegado de Gobernación, que ha lamentado la "judicialización de la política", y en este sentido el partido que ejerce la acusación popular ha afirmado que estas manifestaciones "responden al único fin de distraer la atención sin tener en cuenta la gravedad de los hechos como son el posible abuso de autoridad y de poder que en el ámbito privado llevó a cabo el señor Cabrera en una clara posición preferente y predominante respecto del resto de ciudadanos". "Lo cierto y verdad es que a través de la política se llega al poder, y el poder corrompe y lleva a los seres humanos que lo ostentan, no en todos los casos afortunadamente, a acometer conductas de abuso de poder, como es el caso que nos ocupa", añade Fernando Rodríguez Galisteo.

La acusación manifiesta que de un representante público "se ha de esperar un comportamiento ejemplar, pero parece desprenderse de las alegaciones de Cabrera que por el hecho de ser político, si presuntamente ese comporta en un espacio público de forma amenazante, provocando desorden público, insultando y haciendo uso de su poder para coaccionar al establecimiento... ¿dicha conducta ha de quedar impune pues debe quedar en el terreno de la política?".

Sobre las manifestaciones del encargado del restaurante Princi.pico, que tres días después reconoció un error al negarle la mesa para diez comensales y afirmó que el delegado no profirió insultos, Vox dice que "respeta" la posición de esta persona pues "es lógico que quiera pasar página, pues en buena medida tiene una especie de relación de dependencia con el Ayuntamiento, al tratarse de una concesión administrativa, y puede ser una  declaración temerosa de posibles represalias".

Vox preguntará al alcalde si cesará a Cabrera si es imputado

El grupo municipal de Vox ha anunciado que llevará al Pleno de la próxima semana una pregunta al alcalde, Juan Espadas, para que el regidor aclare si "mantendrá al delegado de Gobernación en su puesto en el caso de que sea citado a declarar como investigado" en la causa que se ha abierto en el juzgado de Instrucción número 13 de Sevilla.

Esta formación política también interpelará a Espadas si tiene constancia de la conversación telefónica entre Cabrera y el jefe de la Policía Local, y si no tiene constancia, Vox le pregunta sobre si ha hecho gestiones para "conocer la realidad o no de tal llamada".

Por último, el grupo que lidera Cristina Peláez quiere saber si el alcalde ha solicitado algún informe y a quién tras el "revuelo público" causado por estos hechos.

Por su parte, el grupo municipal PP ha solicitado la dimisión de Juan Carlos Cabrera por "cambiar su versión de los hechos y reconocer ahora que llamó al jefe de la Policía Local" tras el incidente en un restaurante de Los Remedios el pasado 6 de enero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios