Crónica de la visita del Jefe del Estado

Ybarra: El Rey corona el logro

  • Felipe VI inaugura oficialmente la nueva fábrica de la compañía, que ha logrado estar en plena producción y con planes para crecer sólo dos años después del incendio 

El Rey sonríe e la fotografía con los trabajadores, flanqueado por la presidenta de la Junta y el presidente de Ybarra. El Rey sonríe e la fotografía con los trabajadores, flanqueado por la presidenta de la Junta y el presidente de Ybarra.

El Rey sonríe e la fotografía con los trabajadores, flanqueado por la presidenta de la Junta y el presidente de Ybarra. / Antonio Pizarro

Comentarios 2

El rey Felipe VI inauguró este viernes oficialmente la nueva fábrica del Grupo Ybarra, en el polígono Aceitunero de Dos Hermanas. Con su presencia en las instalaciones –37.000 metros cuadrados de superficie construida, con capacidad para producir hasta 40 millones de kilos de mayonesas y salsas y 150 de aceites al año–, don Felipe respalda el nuevo hito de esta empresa con más de 175 años y que, literalmente, ha logrado resurgir de sus cenizas tras elincendio que el 16 de julio de 2016 destruyó su planta en la carretera de la Isla, muy poco tiempo después de una importante inversión para renovarla.

En un tiempo récord de dos años, está en plena producción, con 172 trabajadores. Es toda la plantilla que vio peligrar su futuro con aquella columna de humo –que es ya historia de Sevilla– y que está incorporada en la “más moderna fábrica” del sector agroalimentario, “referente en calidad y seguridad alimentaria” en toda Europa, según el presidente del grupo, Antonio Gallego, que ya piensa en ampliar. En las instalaciones se han invertido 42 millones de euros.

Esa expectación de los trabajadores por el futuro tras temerse lo peor se notó en las miradas, en los rostros durante el recorrido que don Felipe hizo por las distintas salas: la cocina, las líneas de envasado de mayonesas y aceite, la sala de sopladoras, donde se producen las botellas, y el almacén logístico, con capacidad para 20.000 palets, siguiendo las explicaciones que le daba Francisco Viguera, director general del grupo. Cuando se acercaba para la foto de familia con la plantilla, la contención del personal hasta entonces estalló en un aplauso intenso y el Rey se lo devolvió a todos con un gesto. La empresa había querido que estos trabajadores –muchos han estado afectados por un ERTE o desplazados a fábricas de otras provincias y de Portugal– tuvieran protagonismo en el acto.

El acto fue muy emotivo para la plantilla, que ya se ha incorporado del todo

Porque, como recordó el presidente en una breve intervención antes de que el Rey descubriera la placa conmemorativa, el logro de Ybarra ha sido posible también gracias ellos. Sus palabras las escuchaban, entre otros, Nuria Calderón, Blanca Gavilán y Ana Rosa Nieto, del departamento de exportación, que explicaban que sus oficinas no se quemaron. El incendio fue un sábado y el lunes pudieron coger ordenadores para ponerse a trabajar “más que nunca” para “vender más” y “buscar nuevos clientes” y negocio que permitiera afrontar el enorme reto que la empresa tenía por delante.

Otros empleados se centraron en la logística, llamando a proveedores en mitad julio para que les surtieran de materias primas para reponer la producción. Un mes después del incendio, había mayonesa Ybarra que se había fabricado en otras plantas. Roberto Carlos Vallejo, operario de planta, decía ayer sentirse como los niños cuando regresan al colegio tras las vacaciones. Él fue incluido en el ERTE. “Tuvimos muchas incertidumbres, pero la empresa nos tranquilizó”. Diego Macías ha estado 20 meses en Portugal y recordaba la llamada de su amigo y la frase “Ybarra está ardiendo” y las incógnitas, frente a las ganas con las que llega ahora a la fábrica que estrena.

Mientras todos esos trabajadores se reubicaban, se cerraba un acuerdo con el Ayuntamiento de Dos Hermanas para permutar los terrenos de la antigua factoría y trasladarse a esta nueva zona industrial junto a la N-IV, justo enfrente de la refinería de Migasa, la otra parte del grupo Ybarra, y evitar que la empresa se deslocalizara del lugar en el que, desde 2011, producía sus salsas para todo el territorio nacional y para la exportación. El grupo tiene plantas también en Alcolea (Córdoba) y en Lodosa (Navarra), con 220 trabajadores en la actualidad entre todas.

El Rey recibe explicaciones del director general del Grupo, Francisco Viguera. El Rey recibe explicaciones del director general del Grupo,  Francisco Viguera.

El Rey recibe explicaciones del director general del Grupo, Francisco Viguera. / Antonio Pizarro

El Rey no habló en público, pero quienes le acompañaron señalan que puso en valor ese esfuerzo de todos por un fin común, que se ha logrado. El 27 de marzo de 2017 se colocaba la primera piedra en el Polígono Aceitunero, junto a la N-IV y, en noviembre, se envasaban en pruebas las primeras botellas de aceite. En breve, se estará produciendo como antes del incendio, hasta 25 millones de kilos de producto al año, aunque la factoría tiene capacidad para duplicar esa cifra.

“Quiero agradecer la presencia del Rey en un día tan señalado e importante para nosotros”, destacó Gallego, que recordó a don Felipe que esta “empresa familiar” se ha caracterizado por llevar el nombre y la “marca España” a todos los lugares del mundo. Exporta a 80 países, pero el bilbaíno José María Ybarra ya fue pionero en la exportación de aceite de oliva. En 1968, Ybarra abrió la primera fábrica de mayonesa de España.

“Muchas personas han trabajado para que este momento sea posible”. Gallego también tuvo palabras de agradecimiento a las “administraciones y autoridades por las facilidades” para que el logro haya sido posible. También para los clientes y proveedores, a los medios de comunicación y a los consumidores, “por su apoyo”.

La empresa estrena lema con motivo del acto: "La nueva Ybarra de siempre"

“Es el final de una etapa”, pero también “el principio de un nuevo tiempo lleno de retos ilusionantes”. Con motivo del acto, la compañía entrenó lema: “la nueva Ybarra de toda la vida”, con un vídeo que proyectó ante el Jefe del Estado, en la llamada sala-museo Gaucha, en el que se repasaron fotos en blanco y negro, se recordó que José María Ybarra también fundó la Feria de Abril y que la empresa ya estuvo en la Exposición 29, hubo fragmentos de los primeros anuncios en TV (la Y de Ybarra, el secreto está en la salsa) y perspectivas del incendio, antes de dejar que la pantalla de proyección se alzase para dejar ver la perspectiva de las 15 nuevas líneas de envasado que abren la nueva etapa.

El Rey estuvo acompañado por la presidenta de la Junta, Susana Díaz;el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Plazas; el alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano; el presidente del Parlamento andaluz, Juan Pablo Durán; los consejeros de Agricultura y Empleo , Rodrigo Sánchez y Javier Carnero, respectivamente;el delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, y el presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, entre otros. También asistió Fátima Báñez, ministra de Trabajo, cuando se produjo el incendio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios