Sevilla

Los accidentes mortales de ciclistas crecen en carretera

  • El carril bici reduce la siniestralidad en el casco urbano, pero el problema persiste en vías interurbanas, donde han fallecido cuatro personas en lo que va de año

Comentarios 8

Los accidentes mortales de ciclistas han crecido este año en relación con el anterior en las carreteras interurbanas. Son cuatro los ciclistas que han fallecido durante 2009 en la provincia de Sevilla, mientras que el año pasado no hubo ningún muerto. La tendencia en la ciudad es inversa, puesto que ningún ciclista ha perdido la vida en el interior del casco urbano y la Policía Local no tiene constancia de ningún accidente grave en el carril bici. Sí hay con frecuencia choques entre ciclistas, caídas y atropellos a peatones, pero generalmente estos siniestros no causan lesiones graves en los afectados y no es necesaria la intervención de la Policía.

Un estudio que está preparando actualmente la Universidad de Sevilla confirma esta tendencia. Pese a sus puntos negros, el carril bici es una vía segura para los ciclistas. Prueba de ello es la ausencia de accidentes graves. En los últimos años sólo una persona ha perdido la vida en el carril bici. Fue una mujer de 34 años que fue arrollada por un motorista cuando circulaba por el vial reservado a ciclistas en la avenida de la Palmera, en junio de 2007. Ese mismo año murieron cuatro ciclistas más en Sevilla, dos en carretera y dos en ciudad, pero ninguno en el carril bici.

El estudio de la Universidad apunta que el número global de accidentes ha crecido en los últimos años como consecuencia del uso masivo de la bicicleta como medio de transporte. Sin embargo, los siniestros son de menor entidad que años atrás, cuando los ciclistas circulaban por la calzada. El portavoz de la asociación A Contramano, Ricardo Marqués, coincide en estas apreciaciones con el informe universitario. "No tenemos estadísticas disponibles, pero sí hay que dejar claro que el carril bici es seguro en general. Más que hablar de puntos negros deberíamos hablar de puntos marrones porque las lesiones que alguien puede sufrir en el carril bici no son tan graves como fuera del mismo".

El siniestro más grave de este año se produjo también en la avenida de la Palmera, donde una ciclista fue atropellada por una motocicleta cuando cruzaba un paso de peatones. La utilización masiva de la bicicleta sí ha tenido consecuencias trágicas en las carreteras interurbanas. En 2007 fallecieron dos ciclistas en este tipo de vías, en 2008 ninguno y en 2009 son cuatro los que han perdido la vida en las carreteras sevillanas.

Dos de ellos han muerto en el término municipal de La Algaba, en la A-8006. Los dos siniestros ocurridos en esta vía sucedieron con ocho días de diferencia, el pasado mes de junio, y los dos puntos en los que fallecieron ambos ciclistas están separados por menos de dos kilómetros. Antes había muerto un ciclista en Utrera atropellado por un turismo en la A-8030. El último accidente mortal ha ocurrido este otoño en la carretera que une Lora del Río con Puebla de los Infantes.

A-8006

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios