Contenido patrocinado

Como adaptar las residencias de mayores frente a la amenaza del Covid 19

Como adaptar las residencias de mayores frente a la amenaza del Covid 19

Como adaptar las residencias de mayores frente a la amenaza del Covid 19

Es un hecho que la COVID-19 es algo que nos afecta a todos en mayor o menor medida, pero, indudablemente, una gran cantidad de focos son detectados en residencias de ancianos. Lo cierto es que lamentablemente nuestros mayores son uno de los colectivos más susceptibles de contraer este virus, y todo lo que podamos hacer para garantizar su bienestar es poco.

Por supuesto, es preciso cumplir escrupulosamente la normativa sanitaria y las medidas de seguridad pertinentes. Por ejemplo, todo lo relativo a la higiene o al distanciamiento social. Asimismo, también es un buen momento para remodelar y adaptar los espacios comunes, así como todo aquel mobiliario (como sillones geriátricos con ruedas o camas articuladas, entre otros) que se haya quedado obsoleto con el objetivo de que los residentes se sientan cómodos.

En los siguientes párrafos vamos a ver más específicamente cuáles son esas medidas que es necesario tomar con vistas a estos tiempos en los que hay que hacer todavía más énfasis en todo lo que sea necesario para asegurar la seguridad de los residentes de las residencias geriátricas, así como la de todas las personas relacionadas.

Medidas a adoptar en las residencias de mayores ante la Covid 19

  • Medidas extremas de limpieza en todo el centro con los desinfectantes recomendados por las autoridades sanitarias, poniendo especial énfasis en zonas comunes como puertas, ascensores, escaleras o salas.
  • Debido al distanciamiento social, se hace preciso proceder a la reforma de espacios comunes en los que este no pueda respetarse adecuadamente.
  • Es un buen momento para garantizar la confortabilidad y seguridad de los residentes renovando el mobiliario.
  • En el caso de estar permitidas las visitas, estas deberán ser mediante cita previa. Lo ideal es presentarse unos 15 minutos antes para agilizar el proceso.
  • El número máximo de personas que puedan visitar a los residentes estará determinado por cada comunidad autónoma.
  • La periodicidad y duración de las visitas también dependerá de los criterios organizativos del centro para mayores.
  • Las personas que entren al centro deberán hacerlo con mascarilla. También tendrán que desinfectar manos y calzado.
  • Todo aquel que acceda a la residencia tendrá que cumplir la distancia social. Para facilitar el cumplimiento de esta norma, lo habitual es que profesionales del centro acompañen a los visitantes durante el circuito de entrada y salida marcado, así como durante la visita.
  • Para asegurarse de que nadie con síntomas entre al centro, se procederá a hacer una pequeña encuesta a esas personas con breves preguntas como la temperatura de los últimos días y del momento de acceso a la residencia, así como datos que indiquen la presencia de posible sintomatología.
  • Se recomienda que los residentes solamente salgan de la residencia en casos estrictamente urgentes y necesarios. A los que salgan, se les tendrá unos días en zona de vigilancia activa a su regreso. Poco a poco (y escalonadamente) se irán regulando dichas salidas.

Sí, la verdad es que esta normativa es bastante distinta a la que teníamos hasta hace solamente unos meses, pero indudablemente es una época complicada y un esfuerzo extra merece la pena si con él se consigue preservar la seguridad y la salud. Seguro que vendrán tiempos mejores. También es un buen momento para llevar a cabo esas reformas o renovación de mobiliario que estaban pendientes, ya que así todo resultará más sencillo e higiénico.