Contenido ofrecido por Universidad Pablo de Olavide

El ajedrez, espada de Damocles para prevenir el Alzheimer

  • Este deporte ayuda al desarrollo del cerebro y previene su degeneración en edades avanzadas

Eugenio Fedriani, experto en ajedrez. Eugenio Fedriani, experto en ajedrez.

Eugenio Fedriani, experto en ajedrez.

Eugenio Fedriani, vicerrector de planificación docente de la UPO, estuvo presente en el curso sobre Capacitación para instructores de ajedrez que acoge en su tercera edición la Universidad Pablo de Olavide en su sede en Carmona.

El experto consideró esta práctica como “una excelente herramienta para fomentar la tolerancia, al permitir que otras personas puedan pensar de forma diferente, y fomenta valores como la paciencia porque te permite darte cuenta de que las cosas no se consiguen cuando uno quiere”. Al hilo de estas afirmaciones, Fedriani se centró en los jóvenes, “cuando piden algo, lo quieren de forma inmediata y no están dispuestos a esperar para conseguir sus objetivos”.El vicerrector de la UPO dio mucha importancia a la formación, “nadie nace sabiendo y no se puede jugar mejor si no se ha llevado a cabo un estudio, ejercicio previo y entrenamiento”.

El ajedrez no se puede ver unicamente como un deporte, también es un juego que se puede practicar a cualquier edad y que sirve como herramienta para “mejorar el desarrollo del cerebro en edades tempranas y prevenir la degeneración cerebral en edades más avanzadas” indicó Eugenio Fedriani.

En cuanto a la educación, el ajedrez es una herramienta didáctica muy potente en las escuelas, y su estudio y práctica se debe incorporar definitivamente en el sistema educativo actual. Aunque este deporte-ciencia va ganando terreno en la sociedad actual, todavía queda mucho por hacer.

Por último, el vicerrector de planificación docente de la Pablo de Olavide habló sobre el papel del ajedrez en Andalucía, “todavía se están sentando las bases para que el ajedrez sea una asignatura más, puesto que ahora mismo se considera una materia de libre configuración de carácter no obligatorio”. Por tanto, es necesario que los centros de enseñanza aborden este proceso con la mayor rapidez posible, tanto en privados, concertados como en los públicos.