Sevilla

Más de un centenar de antidisturbios de Sevilla llegan a Cataluña para la Diada y el 1-O

La Policía Nacional impide el acceso a un colegio durante el referéndum ilegal del 1-O. La Policía Nacional impide el acceso a un colegio durante el referéndum ilegal del 1-O.

La Policía Nacional impide el acceso a un colegio durante el referéndum ilegal del 1-O. / Alberto Estévez / EFE

Comentarios 3

El Ministerio del Interior ha enviado a Cataluña a más de un centenar de agentes antidisturbios de la Policía Nacional y la Guardia Civil destinados en Sevilla. Este contingente forma parte del dispositivo especial preparado por el Gobierno para reforzar la seguridad durante la celebración de la Diada, el próximo 11 de septiembre, y de cara al aniversario del referéndum ilegal del 1 de octubre.

El número de agentes destinados en Sevilla que han marchado a Cataluña ronda aproximadamente los 115. Son un grupo de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional, compuesto por unos 55 funcionarios, y tres Módulos Básicos de Intervención (MBI) del Grupo de Reserva y Seguridad (GRS) de la Guardia Civil, que son unos 60 agentes.

Los policías y guardias civiles sevillanos se integrarán en el dispositivo compuesto por más de un millar de agentes de toda España, que han ido llegando a Cataluña durante esta semana o tienen previsto hacerlo en los próximos días. Los miembros del GRS de la Guardia Civil ya están en sus nuevos puestos, mientras que los de la UIP de la Policía Nacional llegarán este sábado.

Por el momento el despliegue es inferior al del año pasado durante la operación Copérnico, en la que llegaron a mandarse a Cataluña a unos 500 agentes de ambos cuerpos destinados en Sevilla. A los antidisturbios se sumaron miembros de otras unidades como la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la Policía Nacional y de la Unidad de Seguridad Ciudadana (Usecic) de la Guardia Civil. De momento estos grupos no han sido movilizados.

Interior espera con este refuerzo policial mantener la seguridad durante la Diada y el aniversario del referéndum, jornadas en las que se esperan protestas y manifestaciones masivas en toda la comunidad catalana. Tanto la UIP como el GRS son unidades que tienen sus sedes en Sevilla pero que suelen trabajar de manera itinerante, es decir, son desplazados por toda España en función de las necesidades del servicio. 

En el caso de la UIP, por ejemplo, en Sevilla hay destinados cinco grupos, compuesto cada uno de ellos por más de medio centenar de agentes. Este año, uno de estos grupos ha estado destinado en La Línea de la Concepción para reforzar los controles contra el narcotráfico. Siempre suele quedarse una dotación mínima en Sevilla para garantizar el orden en los partidos de fútbol y otros eventos multitudinarios.

El envío de policías y guardias civiles a Cataluña no deja de suponer también una merma de efectivos en Sevilla, una provincia muy afectada por la reducción de plantilla que han experimentado ambos cuerpos en los últimos años. En el caso de la Policía Nacional, se calcula que el déficit de agentes supera los 800 entre la capital y las comisarías locales de la provincia, y la Guardia Civil ha perdido más de 500 efectivos en Sevilla desde 2011 hasta hoy. 

Quejas por el hacinamiento de los policías

Como ya ocurrió el año pasado, las condiciones en las que están alojados los policías y los guardias civiles desplazados a Cataluña no son las más idóneas. Aunque algunos dormirán en hoteles, a otros se les ha instalado en cuarteles. En estas instalaciones la falta de espacio es quizás mayor que en los barcos en los que estuvieron viviendo el año pasado. Los agentes han de dormir en camas muy pequeñas, en literas y sin apenas espacio entre ellos.

Las literas en las que dormían los policías. Las literas en las que dormían los policías.

Las literas en las que dormían los policías. / M. G.

El secretario general de la Unión Federal de Policía (UFP) en Sevilla, Antonio Jurado, denunció el hacinamiento que están sufriendo los agentes que participan en este dispositivo y pidió al Ministerio del Interior que mejore las condiciones de estos policías durante el tiempo que estén desplazados a Cataluña.

Este sindicato emitió este jueves un comunicado en este sentido. UFP mostró en su cuenta de Twitter diferentes fotografías de las instalaciones donde se encuentran los antidisturbios."Vergonzosa situación de hacinamiento a la que Interior somete a nuestros compañeros de la UIP desplazados a Cataluña por la Diada", señaló el sindicato en una serie de tuits en los que mostraban imágenes de las literas.

La central sindical se quejó de la "deplorable, ruinosas y tercermundistas" instalaciones del cuartel de Bruch, en Barcelona. "Hasta 40 personas en un mismo habitáculo o espacios muy reducidos con hasta 10 literas y limitados aseos compartidos", criticaron, señalando que en algunos casos hay literas "amontonadas en los pasillos". La UFP solicitó que cambien estas condiciones laborales "indignas de unos profesionales encargados de velar por el orden constitucional".

Las formas que han rodeado a la decisión del Departamento dirigido por Fernando Grande-Marlaska de enviar antidisturbios de la Policía y la Guardia Civil a Cataluña fue criticada también por asociaciones profesionales del Instituto Armado. La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) reprochó a Interior que "repita el error" de su antecesor en el cargo al retener en Cataluña a agentes a los que se les había autorizado el traslado sin mediar compensación ni ofrecer margen para planificar su situación familiar.

Tanto policías como guardias civiles recuerdan que no van a permitir que se repita las condiciones en las que pernoctaron durante la operación Copérnico hace un año, cuando el entonces ministro Juan Ignacio Zoido utilizó barcos para alojar a los 6.000 agentes movilizados para impedir el referéndum independentista del 1 de octubre.

La solución de la DGP

Durante la jornada de ayer, la Dirección General de la Policía se hizo eco de estas críticas y distribuyó a los agentes en habitaciones que comparten tres personas en el cuartel del Bruch, en Barcelona. Los 80 antidisturbios desplazados a Cataluña y alojados en el cuartel del Bruch fueron reubicados en las mismas instalaciones, pero en habitaciones de tres camas.

Una de las habitaciones de tres personas en el cuartel del Bruch. Una de las habitaciones de tres personas en el cuartel del Bruch.

Una de las habitaciones de tres personas en el cuartel del Bruch. / M. G.

Fuentes policiales aseguraron que Efe que estos agentes se encuentran desde la mañana de este viernes alojados en habitaciones "perfectamente acondicionadas con capacidad para tres personas". El responsable de los policías les ofreció, no obstante, si alguno quería cambiar de alojamiento, pero según las fuentes, todos han optado por seguir en el acuartelamiento del Bruc.

Estas instalaciones están dotadas de las medidas de seguridad idóneas para acoger a los agentes y los vehículos policiales desplazados, añadieron las fuentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios