Sevilla

Los aparejadores de Sevilla piden a Google que rectifique su definición

  • El buscador define 'aparejador/-a' como "profesional dependiente de los arquitectos"

Francisco Javier Gómez Ramallo.

Francisco Javier Gómez Ramallo. / víctor rodríguez

El Colegio de Aparejadores de Sevilla que preside Francisco Javier Gómez Ramallo remitió el pasado 10 de agosto un burofax a Google Spain en el que se le solicita la rectificación de la definición de "Aparejador, aparejadora" que ofrece su buscador al introducir alguno de esos dos términos.

La actual definición de la profesión que ofrece Google hace, de algún modo, a los aparejadores como profesionales dependientes de los arquitectos, algo que el colegio rechaza, ya que la independencia de ambas profesiones "queda meridianamente clara en virtud de la Ley 12/1986, de 1 de abril, sobre regulación de las atribuciones profesionales de los Arquitectos e Ingenieros Técnicos y la Ley 38/1999, de 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación". La ley dice que "los aparejadores y aparejadoras son técnicos titulados con competencias propias en el ámbito de la construcción y la edificación".

En la carta, el presidente de los aparejadores se queja a Google de que como empresa suministradora de servicios de información está facilitando a través de su buscador "información errónea, imprecisa e inadecuada de la definición aparejador, aparejadora". La definición actual dice literalmente: "técnico titulado que, bajo las órdenes de un arquitecto, ejecuta diversos trabajos relacionados con la construcción de edificios". Los aparejadores piden que se rectifique para que aparezca así: "Técnico titulado que interviene con funciones propias en la construcción de edificaciones", tal como lo refleja también así el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española.

Hasta el momento el colegio de Sevilla no tiene constancia de que ningún colegio de España o colectivo profesional se haya dirigido a Google con esta misma solicitud.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios