Sevilla

Brutal agresión a un médico internista en el Virgen del Rocío

  • El facultativo sufre un traumatismo craneoencefálico después de recibir varias patadas en la cabeza

Concentración de profesionales sanitarios contra la agresión. Concentración de profesionales sanitarios contra la agresión.

Concentración de profesionales sanitarios contra la agresión. / M. G.

Comentarios 26

Un médico internista ha sufrido una "brutal agresión" en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, según ha informado este viernes la dirección de este centro hospitalario, que ha denunciado el hecho ante la Policía Nacional y el juzgado de guardia.

Los hechos ocurrieron a las cuatro y media de la mañana de este viernes. La víctima es un médico residente que se disponía a atender a una familiar del agresor y le comunicó a éste que la atendería en cuanto terminara con el paciente que estaba en ese momento.

Esta respuesta no gustó al presunto agresor, que arremetió a golpes contra el médico, al que llegó a derribar al suelo, donde le propinó varias patadas. El facultativo sufre un traumatismo craneoencefálico provocado por los golpes recibidos.

Ya antes el autor de la paliza y otros parientes habían insultado y amenazado a los enfermeros, exigiendo que atendieran inmediatamente a su familiar. El agresor también se enfrentó con personal de Enfermería que trató de evitar que el médico fuese agredido.

La dirección del Hospital se va a personar en el proceso judicial que se abra contra el agresor, que se dio a la fuga mientras que el personal de Seguridad del centro y la Policía Nacional acudían a la planta a socorrer a los profesionales.

Los profesionales del Hospital Universitario Virgen del Rocío han secundado a mediodía de hoy un paro de cinco minutos en la puerta del Edificio de Gobierno, en una concentración silenciosa convocada por la dirección del centro, en señal de repulsa por la agresión.

La dirección del hospital ha recordado que la agresión física o intimidación grave contra profesionales del sistema sanitario público en el ejercicio de su función pública asistencial es considerada delito de atentado, y así se han dictado sentencias en estos casos, castigándose con penas de prisión. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios