Sevilla

Las catedrales de Sevilla y Córdoba son las más caras

  • Las tarifas para visitar estos dos monumentos sólo son superadas por las de la Alhambra de Granada y por el templo de la Sagrada Familia de Barcelona

Comentarios 18

La Catedral de Sevilla, junto con la Mezquita Catedral de Córdoba, son las que tienen las tarifas de visita más caras de todas los monumentos españoles en general. Sólo las superan en precio la Alhambra de Granada y la Sagrada Familia de Barcelona.

La tarifa que tiene que pagar un adulto para entrar en la Catedral de Sevilla es de 8 euros. Existe una entrada reducida de 2 euros. El acceso es gratuito para sevillanos y residentes en la diócesis. La Catedral ha recibido un 11% menos de visitas entre enero y julio de 2009 en comparación con el mismo período del año anterior, lo que se traduce en 97.000 turistas menos. El Cabildo estudiará en septiembre una posible bajada de las tarifas para paliar la crisis.

Dentro de los monumentos más importantes de la capital andaluza, la Catedral sevillana es la más cara de visitar. El Real Alcázar tiene una tarifa de 7,50 euros. Para entrar en el Monasterio de la Cartuja o en la Iglesia de El Salvador, hay que pagar 3 euros.

En el mismo nivel de precios que la catedral hispalense se encuentra la Mezquita de Córdoba, con 8 euros para adultos y 4 euros para menores de 10 a 14 años. Sólo dos monumentos son los que superan a estas dos catedrales. La Alhambra de Granada, que cuenta con unas tarifas de 12 euros para las visitas diurnas y nocturnas, y la Sagrada Familia, que tiene un precio de entrada de 11 euros. Si además se quiere visitar las torres de este templo, se debe abonar 2,5 euros más por persona. Por detrás de la Catedral sevillana y la Mezquita Cordobesa se encuentra el Teatro Romano de Mérida, cuya entrada cuesta 7 euros. El mismo precio tiene la Catedral de Toledo, donde entrar los domingos por la tarde es gratis sólo para los españoles.

Por debajo de estos seis monumentos se sitúan todas las principales catedrales de España. Tanto la Catedral Gótica de Barcelona como las de Burgos y Cádiz tienen el mismo precio para entrar: 5 euros. Según confirmaron ayer a este periódico los responsables de la Catedral de Burgos, en los últimos meses se han reducido de manera considerable las visitas, sobre todo en junio y julio. Culpan exclusivamente a la crisis de la bajada en la afluencia de público y afirman que los grupos que más han dejado de visitar la catedral son los de la Tercera Edad.

La Catedral de Salamanca pide 4,5 euros si se quiere visitar la parte antigua, mientras que la nueva es gratuita. En el abanico de los 4 euros figuran catedrales como la de Valencia, la de Palma de Mallorca, y la de Málaga.

Dentro del grupo de las catedrales con tarifas más baratas está la de Granada, que cuesta 3,5 euros, las de Zaragoza y Plasencia con 3 euros, y la de Almería, cuyo acceso cuesta 2 euros.

Por otra parte, hay grandes catedrales en España, como son la Almudena de Madrid y la de Santiago de Compostela, en las que la entrada es completamente gratis. En esta última, el Centro de Estudios y de Investigaciones Turísticas (Cetur), afirma que las visitas han ido bajando desde el pasado año debido a la crisis.

Lo mismo ha ocurrido en otras catedrales españolas. En la de Sigüenza, localidad donde nació el nuevo arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, al igual que en la de León, aseguran que la afluencia de público ha bajado sobre todo desde el mes de enero de 2009. Otras catedrales donde no cuesta nada entrar son las de Murcia, Oviedo, Huelva y Jaén.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios