EnRedados

“Soy más que una chica en silla de ruedas”

  • Hablamos con la autora de uno de los vídeos más virales de la semana

Anabel Domínguez junto a la Catedral de Sevilla. Anabel Domínguez junto a la Catedral de Sevilla.

Anabel Domínguez junto a la Catedral de Sevilla.

Se llama Anabel Domínguez, tiene 26 años, es de Gelves (Sevilla) y ha protagonizado estos días uno de los vídeos más virales de las redes sociales, titulado: “¡Minusválida de qué!”.

Con cerca de medio millón de reproducciones en Instagram el mensaje de esta joven sevillana no deja de compartirse y multiplicarse en el universo 2.0.

Estudió Publicidad y RR.PP. en la Universidad de Sevilla y tras acabar los estudios se mudó a Madrid para realizar un Máster en Creatividad Publicitaria, especializándose en redacción creativa, aunque también ha trabajado como Relaciones Públicas en una cadena de televisión muy conocida.

Entre sus aficiones destaca la “lectura, escribir, pintura al óleo, la moda, fotografía y descubrir nuevos lugares: viajar”. Desde hace unos años su vida comenzó a cambiar tras manifestarse una enfermedad neurodegenerativa (distrofia muscular) de cintura que ha vivido con ella desde siempre.

Crítica con los estereotipos está dispuesta a contar al mundo quién es Anabel Domínguez (@Anabeldcc) a través del lema: ‘No soy lo que ves’. Con un claro objetivo, concienciar e intentar que la sociedad sea más inclusiva.

- ¿Cómo nace 'No soy lo que ves'?

- Nace a partir de un espacio en ‘Ahora Radio Gelves’, la radio de mi pueblo, cuando su directora me dice que está buscando un perfil como el mío para abordar temas sociales. A eso le sumé que siempre había querido contar al mundo quién era, que nada es lo que parece y que vivimos presos de prejuicios y estereotipos, pero nunca me había atrevido a dar el paso.

"Vivimos presos de prejuicios y estereotipos"

No soy lo que ves’ es lo que pienso cuando alguien me ve por la calle y se queda perplejo, cuando no entiende qué hago en silla de ruedas o cuando voy de la mano con mi novio. Soy más que una chica en silla de ruedas y la gente tiene que dejar atrás esos prejuicios para dar paso a una sociedad inclusiva.

- Y de la radio das el salto a las redes sociales.

- Viendo la acogida que tuvo en la radio, me aventuré a hacerlo por Instagram, sin saber el alcance que eso iba a llegar a tener. El vídeo ‘Minusválida de qué’ está cerca de llegar en pocos días al medio millón de reproducciones.

Anabel Domínguez posando para su perfil de Instagram. Anabel Domínguez posando para su perfil de Instagram.

Anabel Domínguez posando para su perfil de Instagram.

Creo que ese fue el punto de inflexión en ‘No soy lo que ves’. El video empezó a dar vueltas por las redes sociales, nunca pensé que fuese a lograr todas esas visualizaciones, ni mucho menos que fuese a tener esa acogida.

Ese fue el día que todo dio un giro de 180 grados y se puede decir que fue el inicio de lo que un día visualizaba como algo lejano y que cada vez está más cerca. Ese video “me montó” en una montaña rusa, mucha emoción y agradecimiento, unido a ese pánico escénico de pensar que no estaba a la altura de todo esto.

- Tus seguidores no dejan de crecer casi por horas.

- Es increíble… Recibo mensajes a diario de agradecimiento por lo que estoy haciendo y por darle voz a muchas personas que se encuentran en mi situación, que se sienten identificadas conmigo, o que simplemente no lo están, pero que les he servido como inspiración.

Es gratificante ver cómo la gente es tan generosa y me cuenta sus historias de superación, de cómo es su día a día o de sus pensamientos acerca del tema. Sin duda, estos son los mensajes que me llenan el alma y que me ayudan a seguir adelante.

"Creo que nunca me han pedido tantas veces matrimonio"

A cada persona le dedico tiempo, me encanta que me escriban para poner en común opiniones, sentimientos y situaciones cotidianas, creo que todo ello es lo más bonito que recibo de ‘No soy lo que ves’. Y, por cierto, ¡creo que nunca me han pedido tantas veces matrimonio! (Risas).

Anabel Domínguez en el centro de Sevilla. Anabel Domínguez en el centro de Sevilla.

Anabel Domínguez en el centro de Sevilla.

- "Tú no te preocupes, que eres muy guapa, aunque vayas en sillas de ruedas". Es uno de los muchos "piropos" que te sueltan por la calle. ¿Cómo lo llevas?

- Dedico un vídeo en Instagram (IGTV) a este comentario porque lo recibo casi a diario, y para mí es muy importante que la gente sepa cómo me siento cuando lo recibo. Ir en silla de ruedas forma parte de mi apariencia y para nada es algo negativo, todo lo contrario, me hace ser quien soy y no me gusta que me quiten ese valor que forma parte de mi esencia.

"Ir en silla de ruedas forma parte de mi apariencia y para nada es algo negativo, me hace ser quien soy"

Para ser sincera, no es de mi agrado este “piropo”, pienso que ser guapo o guapa es aquello que proyectamos como personas y que va más allá de las apariencias.

- En su opinión, ¿cuál es la forma correcta para referirse a las personas de su colectivo?

- Bajo mi punto de vista, la forma correcta es llamarla por su nombre, no tiene más. A mí la palabra discapacidad me parece adecuada, aunque es verdad que hay personas que están trabajando por conseguir un término más inclusivo como: “Diversidad funcional”.

Estoy eternamente agradecida, porque eso es señal que no estamos solos y que todos queremos lograr esa sociedad más justa e inclusiva. También quiero añadir que, cada persona es un mundo y que, no todos están cómodos con los mismos términos.

"Estoy encantada de enseñar cómo es mi vida y normalizar algunas situaciones"

- ¿Queda aún mucho por enseñar?

- Por supuesto, el día a día desde la discapacidad tiene muchas cosas interesantes, algunas costosas y otras que hacen que vea la vida de una manera preciosa. Esto es solo el principio y estoy encantada de enseñar cómo es mi vida, normalizar algunas situaciones y hacerme hueco en la sociedad por lo que soy, Anabel.

"Me encantaría dar charlas y servir como referente a aquellas personas que no estén pasando por un buen momento"

- Y tras el revuelo que ha originado en la red, ¿tiene en mente alguna otra iniciativa? 

- Me veo acercando la discapacidad a todos, me encantaría dar charlas y servir como referente a aquellas personas que no estén pasando por un buen momento, para que todo esto les ayude a resurgir.

Dentro de poco empezaré con el canal de YouTube, ahí contaré mi día a día, viajes, cómo cambio de ciudad cada cuatro días y muchas más cosas. También me apasiona la redacción o la creatividad, y me encantaría trabajar de nuevo como redactora creativa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios