Sevilla

El diseño del paisaje urbano de Sevilla: pantallas digitales en los comercios

  • El Ayuntamiento llevará al pleno de este mes una modificación de la ordenanza para ampliar los tipos existentes y ahondar en la protección del patrimonio

Una concurrida calle Sierpes, en el centro de Sevilla. Una concurrida calle Sierpes, en el centro de Sevilla.

Una concurrida calle Sierpes, en el centro de Sevilla. / Juan Carlos Vázquez

El gobierno municipal va a llevar al pleno del mes de febrero una modificación de la ordenanza de Publicidad que permitirá, entre otras cuestiones, introducir la publicidad digital mediante pantallas en los comercios y quioscos. Además, estos cambios buscan ahondar en el equilibrio necesario entre la publicidad y el patrimonio para preservar los principales monumentos de la ciudad.

El delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, acompañado del gerente de Urbanismo, Rafael Márquez; y la responsable de licencias, Amparo Guerrero, ha presentado las líneas básicas de esta modificación de la ordenanza. "Se trataba de algo necesario porque la ordenanza data de 2007 y las circunstancias y el mercado han cambiado mucho. Sevilla tiene un gran casco histórico y la protección el patrimonio y el paisaje es el primer objetivo. Y se tiene que hacer convivir con el desarrollo de la publicidad. También existía la necesidad de incorporar los nuevos formatos, como las pantallas digitales", ha explicado Muñoz.

La ordenanza regula y ordena pro primera vez las pantallas digitales de publicidad variable que se podrán instalar en equipamientos deportivos, en transporte e infraestructuras básicas; en fachadas de edificios terciarios y en escaparates de locales comerciales, siempre con unas dimensiones, condiciones y medidas específicas.

Las pantallas no estarán autorizadas en los dos ejes patrimoniales principales para los que el Ayuntamiento ya dictó unan serie de normas que unificaban la publicidad. Estos recorridos protegidos son: San Fernando, Puerta de Jerez y Avenida de la Constitución, cuya adaptación ya está realizada al 100%; y barrio de Santa Cruz, Hernando Colón, Plaza de San Francisco y Plaza del Salvador, cuyos establecimientos están ahora en proceso de cambio.

En toda esa zona no se puede instalar publicidad más allá de los propios establecimientos, pero con unos criterios homogéneos. Esos dos itinerarios son ampliables a otras zonas de la ciudad.

Además, respondiendo a una demanda, los quioscos de prensa y chucherías podrán instalar hasta dos pantallas de publicidad. Una medida con la que podrán hacer frente a la crisis económica y obtener más ingresos.

El Ayuntamiento también busca con la modificación de la ordenanza dar mayor protección a los entornos BIC. Por ello, se prohibe la publicidad en elementos monumentales y ornamentales y se regulará la intensidad lumínica de algunos soportes. También habrá un criterio único para la instalación de placas conmemorativas, acordado con la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico que deberá dar el visto bueno. En este caso, deberán tener unas dimensiones y materiales obligatorios, y se deberán ubicar en determinados espacios. La proyección de publicidad en edificios también queda regulada.

Por ejemplo, se prohíbe cualquier publicidad que pueda impedir la visión general de la Catedral o la Giralda, o cuando se sitúe en zonas de influencia de otros monumentos, edificios, calles o conjuntos de importancia patrimonial o ambiental.

También se limitan las posibilidades de instalar carteleras, monopostes, banderolas, pinturas y vinilos, rótulos y objetos publicitarios en zonas del conjunto histórico de la ciudad y en inmuebles BIC o catalogados.

El delegado, Antonio Muñoz, ha apuntado que se ha llegado a un acuerdo con las empresas del sector para agilizar los trámites, por lo que fuera del Casco Histórico, donde siempre se deberá pedir la oportuna licencia, bastará con una declaración responsable para instalar un elemento publicitario.

Si el proyecto recibe el suficiente respaldo municipal del Pleno, se abrirá el periodo de información pública y alegaciones para proceder a su aprobación definitiva lo antes posible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios