Sevilla

Un competidor comercial cuestiona la tramitación para Sevilla Park

  • La alegación no preocupa a los promotores del centro comercial y de ocio ni a Urbanismo

El puente Delicias, los suelos portuarios del Batán que se están ordenando urbanisticamente para acoger usos comerciales y de ocio. El puente Delicias, los suelos portuarios del Batán que se están ordenando urbanisticamente para acoger usos comerciales y de ocio.

El puente Delicias, los suelos portuarios del Batán que se están ordenando urbanisticamente para acoger usos comerciales y de ocio. / josé ángel garcía

Un posible competidor comercial que no desvela su identidad ha presentado una alegación contra la tramitación urbanística, aprobada inicialmente a finales de septiembre, para ordenar los suelos portuarios del Batán (siuados junto al puente de las Delicias y frente al muelle de Tablada) en la que cuestiona la implantación en esta zona del proyecto Sevilla Park, que prevé un gran auditorio y una gran superficie comercial minorista. La alegación califica de "barbaridad" que se desarrolle en este punto un auditorio para miles de personas y llega a comparar lo que puede suceder con el Madrid Arena. El documento viene firmado por el abogado Eugenio Luque Martínez, con despacho en Málaga, y viene a decir que no se cumplen aspectos formales (aclarar los objetivos del cambio del PGOU como marcaría la nueva Ley de Procedimiento Administrativo), que no se justifica adecuadamente la modificación puntual del plan urbanístico (PGOU) para encajar este proyecto y que no ha podido acceder a ciertos documentos en la web del Ayuntamiento, según pudo saber ayer este periódico de fuentes de los abogados de los promotores.

La segunda y última alegación procede de Ecologistas en Acción y asegura que faltan en la tramitación documentos que considera necesarios, tales como la Delimitación de Espacios y Usos Portuarios de la zona, un plan de tráfico y de movilidad, una justificación de la gran superficie minorista prevista y más datos de las emisiones que generará el proyecto.

La segunda y última alegación recibida ha sido de Ecologistas en Acción

Desde Urbanismo se aseguró este miércoles que son "pocas" las dos alegaciones que ha recibido esta tramitación urbanística de calado y que "tras un primer análisis de los documentos no se ha detectado nada que complique el proyecto" de ordenación de esos suelos, donde quiere implantarse Sevilla Park una vez que se traslade la compañía de hidrocarburos CLH. Urbanismo recalca que "no preocupa" el contenido de las alegaciones recibidas, que "entran dentro de la normalidad" y que se esperaban más alegaciones a un proyecto de estas características.

El Ayuntamiento de Sevilla tiene la última palabra para resolver las alegaciones presentadas. Una vez las haya contestado, el paso siguiente será aprobar provisionalmente la modificación del PGOU e iniciar los trámites para redactar el plan especial de esos suelos.

Los promotores de Sevilla Park, el complejo comercial y de ocio que se quiere instalar en esos suelos portuarios, también están tranquilos. "No tenemos nada que objetar a las alegaciones que se han recibido. Seguro que se responderán adecuadamente. Somos optimistas y estamos satisfechos porque el proyecto sigue en marcha", declaró ayer un portavoz de los promotores.

El despacho de abogados que representa a los promotores añade que no están "demasiado preocupados" por las alegaciones porque los documentos de la tramitación urbanística están muy bien justificados. Del contenido de éstas considera que no tienen en cuenta que el objeto de la modificación del PGOU, aprobada inicialmente en septiembre, se refiere a que esos suelos son compatibles con una gran superficie minorista, y que aún queda por hacer el plan especial de esos suelos donde se detallen todos los usos que irán. Por eso consideran que "cuando se elabore ese plan especial será el momento de plantear los documentos que piden los Ecologistas".

Respecto a la justificación de la gran superficie minorista, los abogados de los promotores aseguran que el plan urbanístico vigente de la ciudad (PGOU) avala la implantación de usos terciarios y recreativos en los suelos del Batán. Y sobre las emisiones, que hay un estudio de impacto ambiental aprobado. Las dos alegaciones se recibieron en noviembre y ya ha concluido el plazo de información pública. Los abogados de los promotores critican que los Ecologistas no elogien el traslado de la compañía CLH que va a suponer este proyecto. La compañía de hidrocarburos está buscando un suelo dentro de la ciudad donde trasladar sus instalaciones y parece que las negociaciones van bastante avanzadas en este sentido.

Un terreno de 47 hectáreas en la ciudad y al pie de la dársena

Los suelos del Batán que se estan ordenando urbanísticamente ocupan 47 hectáreas situadas en la ciudad y al pie de la dársena del río. Pertenecen en un 75% al Puerto y en un 25% a la Compañía de Hidrocarburos CLH. La modificación del PGOU supone que 27 hectáreas acogerán un 41% de uso terciario (comercial y de ocio), un 33% de equipamientos públicos y zonas verdes (89.224 metros cuadrados) y un 30% de viarios (68.247 metros cuadrados), y otras 19 hectáreas que quedan reservadas para usos portuarios, industriales y logísticos. La modificación puntual del Texto Refundido del PGOU aprobada permitirá la salida de la compañía CLH de los terrenos del Puerto (obligación por sentencia) y descontaminar el suelo que deja libre.

Barclaycard Center de Madrid, Barclaycard Center de Madrid,

Barclaycard Center de Madrid, / d.s.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios