Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Sevilla

Un conductor de VTC se queda dormido y atropella a dos personas en Sevilla

  • Los heridos son un anciano de 89 años y su cuidadora de 58 que no cruzaban por un paso de peatones en Triana

  • El conductor admitió que llevaba varias horas al volante y sufrió un microsueño

Un conductor de VTC se queda dormido y atropella a dos personas en Sevilla

Un conductor de un Vehículo de Transporte Concertado (VTC) se quedó dormido al volante la tarde de este jueves y atropelló a dos personas en Sevilla. Los heridos son un anciano de 89 años y su cuidadora de 58, que estaban cruzando la calle Evangelista, en Triana, por un lugar en el que no hay paso de peatones. Ambos fueron atendidos in situ por el 061 y trasladados a un hospital de la capital andaluza. Padecen lesiones leves.

Los hechos ocurrieron sobre las seis de la tarde del jueves, según han informado este viernes los servicios de emergencias de Sevilla. A esa hora entró una llamada alertando de un atropello múltiple en Triana. Hasta la calle Evangelista se desplazaron varias patrullas de la Policía Local y ambulancias del 061. 

Según las primeras pesquisas de la Policía Local, el atropello se produjo cuando los heridos cruzaban la calle tras bajarse de la furgoneta que los trasladaba desde el centro de día al que el hombre acude regularmente. La mujer atropellada es la conductora de este vehículo, que estaba ayudando al anciano a bajar del mismo y acompañarlo hasta su domicilio. El hombre tiene la movilidad reducida. 

No estaban pasando por un paso de peatones debido precisamente a la dificultad para desplazarse del anciano. El paso de cebra más cercano está a unos 25 metros del lugar del accidente. Ambos fueron arrollados por un VTC cuyo conductor, de 39 años, pudo dormirse durante unos segundos, sin percatarse de la presencia de los peatones que cruzaban la calle a paso muy lento. 

El propio conductor reconoció a la Policía Local que tras varias horas de trabajo al volante, por somnolencia, pudo sufrir un microsueño, y despertarse con el golpe a los peatones, a quienes no había visto. Los agentes realizaron las preceptivas pruebas de alcoholemia al conductor, que dieron un resultado negativo.

El accidente se produce el mismo día en el que un sindicato y una asociación de taxistas presentaron una denuncia contra una empresa de VTC por obligar a sus trabajadores a desempeñar jornadas laborales de hasta 14 horas sin descanso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios