Coronavirus en Sevilla

UGT reclama priorizar el gasto en familias, salud y en la mejora del empleo y la industria

  • En Sevilla su dirigente provincial Juan Bautista Ginés critica la amenaza de perder a Abengoa por falta de un rescate de la Junta de Andalucía

Los secretarios generales de UGT de Andalucía y de Sevilla, Carmen Castilla y Juan Bautista Ginés. Los secretarios generales de UGT de Andalucía y de Sevilla, Carmen Castilla y Juan Bautista Ginés.

Los secretarios generales de UGT de Andalucía y de Sevilla, Carmen Castilla y Juan Bautista Ginés. / UGT

Los secretarios de UGT de Andalucía y Sevilla, Carmen Castilla y Juan Bautista Ginés, han lamentado este lunes las repercusiones sociales y laborales que está teniendo la pandemia del coronavirus en la región y en la provincia por el aumento aún mayor de las cifras de desempleo y la precariedad de los sueldos de muchos trabajadores. Hay 180.000 parados en Andalucía, de los cuales más de 221.000 corresponden a la provincia de Sevilla, con 29.000 trabajadores en situación inestable, con ERTE, según los datos hasta octubre, y cada vez cierran más empresas cuando acaba el periodo de esos expedientes de regulación temporal de empleo. 

"Si Sevilla quiere salir adelante, no puede seguir dependiendo del turismo", ha zanjado Juan Bautista Ginés

En Sevilla, Ginés reclama que se priorice el gasto en aspectos esenciales como el bienestar de las familias y las personas mayores que están en las residencias, las mejoras en el empleo y la modernización de la industria, y ha recalcado que "entre todos tenemos que sacar esto adelante".

Desde la óptica regional, la secretaria general de UGT Andalucía Carmen Castilla ha recalcado que las administraciones tienen que priorizar el gasto en lo importante: reforzar el bienestar, la sanidad, la dependencia, las políticas activas de empleo (que reduzcan la elevada temporalidad en el 95% de los contratos), el alquiler de viviendas, y señala que la pandemia ha hecho caer bruscamente la producción económica (PIB) en la comunidad y la pobreza ha aumentado en la población. 

UGT denuncia la opacidad sobre las residencias y pide cribados a la plantilla de ayuda a domicilio, con salarios precarios y horarios que no permiten la conciliación familiar

En dependencia y ayuda a domicilio, Castilla denuncia la "opacidad" de los datos sobre la situación de las residencias de mayores (45.000 plazas con 22.000 empleados) por parte de la Junta de Andalucía. El sindicato rechaza la consideración de las residencias como centros sanitarios. En ayuda a domicilio, la  dirigente andaluza de UGT anunció que el sindicato ha pedido un diagnóstico precoz con cribados a la plantilla de ayuda a domicilio, integrada en un 90% por mujeres con salarios precarios y horarios que no permiten la conciliación familiar.

En sanidad, UGT se opone rotundamente a las medidas que la Junta ha aprobado aplicar unilateralmente al personal sanitario por considerarlas una "restricción de derechos" en una plantilla que está "agotada porque no se cubren las bajas" a pesar de la saturación del servicio en la situación de pandemia que padecemos, y que necesita refuerzos de personal porque en la última década se han perdido 30.000 empleos sanitarios en España, ha explicado la secretaria general de UGT Andalucía, Carmen Castilla, que conoce muy bien el sector sanitario por su profesión de enfermera. Castilla espera que la Junta suspenda las medidas de inmediato y las negocie en un diálogo social.

Sobre Abengoa

La falta de industria en Sevilla acentúa el problema del paro, ha explicado el dirigente sevillano de UGT, que ha criticado la amenaza que supone para la provincia la pérdida de Abengoa por la falta de un rescate por parte de la administración andaluza "ahora que la empresa tiene visos de salir adelante". 

En relación a la economía de Sevilla, Ginés recalca que la solución es que la provincia deje de depender del turismo, ya que más de la mitad de sus ingresos proceden de este sector inestable. "Si Sevilla quiere salir adelante, no puede seguir dependiendo del turismo", ha zanjado. La dirigente andaluza recalca que es urgente cambiar el modelo productivo de la comunidad con capital público y privado y con formación profesional en nichos de empleo con futuro.

La siniestralidad laboral también preocupa a UGT "porque con salarios de miseria no puede ser que los trabajadores se tengan que jugar la vida", denuncia Ginés. La solución es que las empresas destinen más medios para la protección de sus trabajadores y más inspectores de trabajo que controlen el cumplimiento de las normas, ya que los que hay no dan abasto por el estrés y la saturación de trabajo que sufren. "Se necesitan más inspectores de trabajo, que hacen una gran labor pero con un estrés inasumible: de 70 a 80 casos diarios por inspector no es viable", se queja el dirigente provincial del UGT. Al menos hacen falta 47 inspectores y 17 subinspectores más para ampliar la plantilla.    

Otra prioridad para el sindicato es que se pongan todos los medios para que los trabajadores de los servicios esenciales no tengan que sufrir contagios por coronavirus.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios