La crisis del coronavirus

Sólo algunas residencias privadas de ancianos de Sevilla limitan las visitas de familiares

  • DomusVi Santa Justa admite únicamente visitas en la recepción si son imprescindibles y las Hermanitas de los Pobres restringen la entrada a los no muy allegados 

  • La consejería de Políticas Sociales ha enviado a las residencias autorizadas el protocolo del Ministerio de Sanidad para el covid-19 de 5 de marzo, pero no comprueba su cumplimiento

Dos ancianas con un cuidador en una residencia de la tercera edad. Dos ancianas con un cuidador en una residencia de la tercera edad.

Dos ancianas con un cuidador en una residencia de la tercera edad. / D.S.

Las residencias de ancianos de Sevilla no están limitando la visita de personas a sus instalaciones ante el coronavirus , con excepción de algunas privadas que sí lo están haciendo. Y ello pese a que el covid-19 “afecta de forma más grave a mayores de 65 años con patología cardiovascular previa (sobre todo hipertensión e insuficiencia cardíaca) y en menor medida con patología respiratoria crónica y diabetes”, según señala el Ministerio de Sanidad, y pese a que la mortalidad aumenta con la edad.

La situación de Sevilla contrasta con la limitación de visitas aprobada por el Gobierno de la comunidad de Madrid.

Por parte de la Junta, las áreas de Políticas Sociales y de Salud se mantienen de momento poco activas en este sentido y no obligan a limitar las visitas a los centros de mayores. Según la consejería de Políticas Sociales, el viernes pasado envió por email a los directores o directoras de todas las residencias autorizadas, sean públicas o privadas, el protocolo redactado por el Ministerio de Sanidad el pasado 5 de marzo sobre “recomendaciones a residencias de mayores y centros sociosanitarios para el COVID-19”, pero sin comprobar si las residencias lo están cumpliendo. 

Ese protocolo, al ser anterior al empeoramiento de la situación en España, únicamente recomienda contactar con mensajes o circulares con los visitantes, usuarios y familiares para indicarles que no deben acudir si tienen “síntomas de infección respiratoria aguda” o si han “estado en zonas o lugares considerados como zonas de riesgo en los últimos 14 días”.

Dos residencias privadas en Sevilla sí están limitando las visitas. La residencia DomusVi Santa Justa, situada en la calle Baltasar Gracián, una de las más caras de la ciudad, envió este lunes una circular a los familiares para que “limiten en todo lo posible las visitas al centro” y si es imprescindible esa visita que la realicen en la zona de recepción y que comuniquen si han estado en zonas por donde circula el virus. En la comunicación a las familias, explican las recomendaciones a estas, las medidas preventivas que está tomando el centro y el procedimiento con los residentes en caso de que tengan fiebre o síntomas respiratorios agudos.

También la residencia privada de las Hermanitas de los Pobres, que gestiona la asociación Lares en Luis Montoto, con un centenar de residentes, ha colocado carteles a la entrada restringiendo las visitas de los “no muy allegados” a los ancianos residentes, asegura que se rige por las recomendaciones que Lares ha enviado a sus centros y señala que no puede prohibir las visitas porque la Junta no ha dado tal orden hasta ahora.

Entre las públicas, la residencia Vitalia de San José de Rinconada, una de las más grandes de la provincia, de la firma Vitalia Home con sede en Zaragoza, no ha enviado hasta este martes circular alguna a los familiares con recomendaciones de prevención, según relataron varias familias a este periódico. Desde la dirección se denegó a este periódico cualquier tipo de información aduciendo, sin base alguna, la ley de protección de datos.

El protocolo del Ministerio de 5 de marzo recomienda también disponer a la entrada de los centros y en las salas de espera o recepciones, carteles informativos sobre higiene de manos e higiene respiratoria, realizar actividades formativas para la educación sanitaria de los residentes y trabajadores en este sentido, y disponer en estas zonas dispensadores con solución hidroalcohólica, pañuelos desechables y contenedores de residuos, con tapa de apertura con pedal, para la higiene de manos e higiene respiratoria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios