Movilidad

Las desavenencias por la Carretera de Carmona no cesan

  • Cs lamenta la supresión de aparcamientos; el gobierno apunta que reduce el tráfico al centro

Carteles que prohíben el aparcamiento en la banda de Carretera de Carmona por obras del 4 al 8.

Carteles que prohíben el aparcamiento en la banda de Carretera de Carmona por obras del 4 al 8. / Antonio Pizarro

La polémica que ha generado el cambio de sentido de la Carretera de Carmona tiene un nuevo capítulo que va a levantar más polvareda. El área de Gobernación que dirige las políticas de tráfico y transportes de la ciudad ha decidido suprimir de un plumazo las decenas de plazas de aparcamiento en superficie que se dejaron en la acera de los pares, junto al carril bus para transporte público.

La medida busca acabar con el problema de los coches que infringían la norma al tener que invadir la línea continua del carril bus, en sentido contrario, para dejar su coche en estas plazas en superficie. La solución adoptada ha sido criticada por Ciudadanos, que lamentó “la supresión de golpe y porrazo” de toda la banda de estacionamientos situada en el tramo comprendido entre la Ronda Histórica y el centro de salud, “justificándose en la ampliación de un acerado que ya cuenta con una anchura que se ajusta perfectamente a los criterios de accesibilidad”.

El portavoz de la formación naranja, Álvaro Pimentel, aseguró que “esta decisión del gobierno municipal no es más que la enésima tomadura de pelo a los vecinos y comerciantes de la zona”, tras añadir que Cs “ya había advertido” de que “la falta de planificación” en la implantación del sentido único “provocaba que los vehículos tuvieran que cruzar una línea continua e invadir el carril contrario de circulación para poder estacionar”.

“Una chapuza que el alcalde reconoció públicamente en el último Pleno, anunciando la apertura de un proceso de diálogo con los vecinos y la licitación de unas obras para corregir este error”. Sin embargo, detalló Pimentel, “a la mañana siguiente colocó un coche de la Policía Local para dialogar con los vecinos imponiendo nuevas multas y, por si fuera poco, ha quedado demostrado que la verdadera intención del señor Espadas era la de eliminar de un plumazo todos los aparcamientos de la Carretera Carmona, porque solo sabe gestionar a golpe de prohibiciones y sin ofrecer ninguna alternativa”.

Desde el gobierno socialista, señalan que la implantación del sentido único en la Carretera de Carmona supondrá que se reduzca la cifra de los cerca de 7.500 vehículos que usaban diariamente la Ronda Histórica. “Nuestro objetivo es reducir la presión de vehículos sobre los accesos al conjunto histórico dejándolos exclusivamente para aquellos que quieran entrar al centro de acuerdo con los requisitos y condiciones del Plan Respira”, ha subrayó el delegado de Gobernación, Juan Carlos Cabrera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios