OBJETOS PERDIDOS Sevilla, entre las ciudades en las que más cosas se olvidan en los taxis

Sevilla

Todos los detalles de la toma de posesión de monseñor Saiz como arzobispo de Sevilla

Monseñor Saiz ante la Virgen de los Reyes.

Monseñor Saiz ante la Virgen de los Reyes. / M. G.

La Puerta de la Asunción se volverá a abrir este sábado para recibir al nuevo arzobispo de Sevilla, monseñor José Ángel Saiz Meneses. La misa de toma de posesión se celebrará a las 11:00 en el Altar del Jubileo, que estará presidido por la Virgen de los Reyes, patrona de la ciudad y la Archidiócesis. La misa reunirá en el primer templo sevillano a cuatro cardenales, más de una treintena de obispos y arzobispos, numerosos sacerdotes y alrededor de 800 fieles.

La ceremonia de toma de posesión de monseñor Saiz como arzobispo metropolitano de Sevilla arrancará a las 10:45. A esa hora, el prelado será recibido por el cabildo en pleno en la Puerta de la Asunción, la principal del Templo Metropolitano. El nuncio de Su Santidad en España, monseñor Bernardito Auza, presentará al arzobispo electo y el deán-presidente, Teodoro León, les dará a besar el Lignum Crucis a ambos. Después de ofrecerles el agua bendita, se dirigirán procesionalmente a la capilla de la Virgen de la Antigua, donde está reservado el Santísimo, para rezar. Mientras tanto, la Schola interpretará el Cante la tierra al Señor. A continuación, pasarán a la sacristía de los Cálices donde se revestirán antes de dar comienzo a la misa.

La celebración comienza bajo la presidencia del nuncio. Antes de la toma de posesión, el primero en dirigirse a los fieles será el arzobispo emérito, monseñor Asenjo; en segundo lugar lo hará monseñor Auza. Seguidamente, se le entregan al arzobispo electo las llamadas Letras Apostólicas, que es la bula de su nombramiento como arzobispo metropolitano de Sevilla. Éste se la da al secretario general y canciller de la Archidiócesis, Isacio Siguero, que se la mostrará al Colegio de Consultores, formado por ocho sacerdotes; y a continuación, al pueblo antes de leer el documento.

Así será la toma de posesión de monseñor Saiz. Así será la toma de posesión de monseñor Saiz.

Así será la toma de posesión de monseñor Saiz.

Una vez hecho esto, viene el momento principal de la toma de posesión. El nuncio le cede la sede principal al arzobispo electo, que se sienta y toma el báculo pastoral. "Ése es propiamente dicho el acto de toma de posesión. Se llama sesión en la cátedra episcopal", explica el canónigo Luis Rueda, prefecto de Liturgia de la Catedral.

La bula de nombramiento. La bula de nombramiento.

La bula de nombramiento. / M. G.

Una vez que el arzobispo ha tomado posesión, sube a recibirlo una representación de la Archidiócesis. Serán: el vicario general, Teodoro Muñoz; dos sacerdotes, uno mayor y otro joven; una representación de los religiosos; y un matrimonio con sus hijos.

La misa continúa ya bajo la presidencia del arzobispo, monseñor Saiz Meneses; que se dirigirá por primera vez a los sevillanos en una homilía. A partir del rezo del Gloria se retoma la celebración habitual.

Más de 800 fieles podrán acudir

El Cabildo Catedral instalará sillas en el Trascoro para que pueda acudir un mayor número de fieles a la toma de posesión. Serán en torno a 800. El acceso sin invitación será por las puertas de San Miguel y de los Palos, de 10:00 a 10:30. 

Monseñor Saiz, en el centro, durante su última visita a la Catedral de Sevilla. Monseñor Saiz, en el centro, durante su última visita a la Catedral de Sevilla.

Monseñor Saiz, en el centro, durante su última visita a la Catedral de Sevilla. / M. G.

En cuanto a la representación eclesíastica, monseñor Saiz estará acompañado por más de 40 prelados entre cardenales, arzobispos y obispos de España. Está confirmada la presencia de los cardenales Amigo Vallejo, Omella (presidente de la Conferencia Episcopal), Cañizares y Rouco. Será nutrida la representación sacerdotal llegada de Tarrasa para acompañar al que hasta ahora ha sido su pastor, así como familiares y allegados a monseñor Saiz. También habrá una representación de autoridades de los ámbitos civiles y militares de la ciudad y la provincia de Sevilla.

Asenjo y Saiz Meneses en el Palacio Arzobispal de Sevilla. Asenjo y Saiz Meneses en el Palacio Arzobispal de Sevilla.

Asenjo y Saiz Meneses en el Palacio Arzobispal de Sevilla. / M. G.

Además de la Virgen de los Reyes y los santos Leandro e Isidoro, que se pueden contemplar en el Altar del Jubileo, se ha incorporado una pequeña talla de San José por celebrarse su Año Jubilar. 

Coral Polifónica de la Catedral, con la dirección del maestro de capilla Herminio González Barrionuevo, cantará la Missa prima pontificalis de Perosi. Al órgano estará Carlos Navascués, que ha sucedido al padre Ayarra como organista de la Catedral.

Monseñor Saiz reza ante el Cristo de la Clemencia. Monseñor Saiz reza ante el Cristo de la Clemencia.

Monseñor Saiz reza ante el Cristo de la Clemencia. / M. G.

Los tesoros de la ceremonia

Para la misa de toma de posesión de monseñor José Ángel Sainz Meneses como arzobispo de Sevilla, se trasladarán varios enseres destacados de las colecciones de la Catedral. De ellos, es importante distinguir la cruz relicario del Lignum Crucis de esmaltes y camafeos con el grupo escultórico de la Piedad, donada a la Catedral de Sevilla en 1389 por el cardenal don Pedro Gómez Álvarez de Albornoz (1378 – 1390), cuyas armas ostenta.

La cruz de oro porta en su interior unas astillas del madero de Cristo y reliquias de varios santos; diez piedras engastadas en el anverso y ocho en el reverso, que simbolizan la trasformación de la oscuridad a la luz. Está decorada también con seis camafeos de figuras talladas en relieve distribuidos en los extremos de la misma. Esta pieza de excepcional calidad refleja la extraordinaria relevancia de las reliquias y la veneración de las mismas. Para contener estas reliquias se elaboró este bellísimo relicario, en el que la presencia de oro y piedras preciosas está inexorablemente unida al valor espiritual de su contenido. Cabe destacar, que también formará parte de la muestra LUX en la XXV edición de la exposición las Edades del Hombre.

El Lignum Crucis que se usará durante la ceremonia. El Lignum Crucis que se usará durante la ceremonia.

El Lignum Crucis que se usará durante la ceremonia. / M. G.

De estilo rococó y escuela sevillana, son las bandejas de plata con técnica de cincelado y repujado y el juego de lavabo donación del arzobispo Delgado y Venegas, que también se utilizarán en la celebración, así como el cáliz de oro donado por el mismo prelado al tesoro de la sede hispalense en 1777.  En esta obra, realizada por el orfebre cordobés Damián de Castro, están presentes todas las características que hicieron de su autor el máximo exponente de este método en orfebrería.

El cáliz de oro. El cáliz de oro.

El cáliz de oro. / M. G.

También se usará un excepcional cáliz de oro de escuela mexicana de mediados del siglo XVIII, legado por el arzobispo Vizarrón y Eguiarreta, que había sido virrey de Méjico y antes canónigo de Sevilla.

Algunas de estas piezas, en su mayoría con carácter itinerante, se exponen en las vitrinas del tesoro para deleite de los visitantes.

‘Duc in altum’, lema del arzobispo 

El escudo episcopal de monseñor José Ángel Saiz Meneses contiene en la parte superior izquierda el signo de la cruz de la Catedral de Barcelona, ya que él recibió la ordenación episcopal en aquel templo dedicado a la Santa Cruz y Santa Eulalia, y en la parte derecha el anagrama de la Virgen para simbolizar su devoción a María, que bajo la advocación de la Salud es la patrona de la diócesis que tiene encomendada.

El escudo de monseñor Saiz. El escudo de monseñor Saiz.

El escudo de monseñor Saiz. / M. G.

En la parte inferior se distinguen tres estrellas que representan las virtudes teologales, fe, esperanza y caridad, y debajo la representación de la montaña de Montjuic y el mar, y que expresa el lema episcopal que escogió: Duc in altum, extraído de vocación de los discípulos (Lc 5,4), un texto que el papa San Juan Pablo II recogió en su exhortación Novo Millennio ineunte el año 2000 indicando el camino de la Iglesia ante el nuevo milenio.

El lema episcopal de es Duc in altum, que traducido es Mar adentro. Está extraído del texto evangélico de la vocación de los discípulos (Lc 5,4). Se trata de un texto que el papa San Juan Pablo II recogió en su exhortación Novo Millennio ineunte el año 2000 indicando el camino de la Iglesia ante el nuevo milenio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios