Sevilla

Dos detenidos tras una persecución de 40 kilómetros entre Sevilla y Guillena

  • En el coche de los sospechosos iban siete personas, que huyeron al percatarse de la presencia policial

  • Cinco de los ocupantes, entre ellos dos menores, han sido denunciados por infringir el toque de queda

Un policía local de Sevilla, con el coche que protagonizó la persecución. Un policía local de Sevilla, con el coche que protagonizó la persecución.

Un policía local de Sevilla, con el coche que protagonizó la persecución. / Emergencias Sevilla

Una persecución a lo largo de cuarenta kilómetros entre Sevilla y Guillena acabó la noche del domingo con dos detenidos y cinco personas más denunciadas por infringir el toque de queda. Los sospechosos iban en un mismo vehículo y entre ellos hay dos menores de edad, según informaron este lunes los servicios de emergencias del Ayuntamiento de Sevilla. 
Todo comenzó sobre las 23:25 horas del domingo, cuando una patrulla de la Policía Local de la capital andaluza observó un vehículo que circulaba por la avenida de Andalucía. Dentro del coche iban siete personas. Los agentes procedieron a darle el alto al coche para comprobar por qué incumplían el toque de queda establecido por el Gobierno para frenar la expansión del coronavirus.
Al percatarse de la presencia policial, el conductor emprendió la huida y se dirigió al Parque Amate. Allí se inició una persecución policial que se desarrolló desde Amate hasta, de nuevo, la avenida de Andalucía y la ronda de circunvalación SE-30. Desde ahí pasaron a la autovía A-66 en dirección Mérida. Durante este recorrido, los coches llegaron a alcanzar los 170 kilómetros por hora. En la operación participaron patrullas de la Policía Local, la Policía Nacional y la Guardia Civil.
A esta velocidad, los sospechosos llegaron a apagar las luces para tratar de que los agentes que los perseguían los perdieran de vista. La persecución se prolongó durante unos cuarenta kilómetros. El vehículo de los fugitivos se salió de la autovía en Guillena, localidad por la que se adentró a toda velocidad. La fuga continuó por varias calles del casco urbano de Guillena, donde el conductor perdió el control del coche y chocó contra una valla y un árbol, que arrancó del suelo. 
Los ocupantes del turismo salieron del coche y fueron perseguidos por agentes de los distintos cuerpos de seguridad que participaban en la persecución. La Policía Local de Sevilla detuvo a cuatro personas, la Policía Nacional a dos y la Guardia Civil y la Policía Local de Guillena a uno. Algunos de los detenidos ofrecieron una fuerte resistencia, añade la nota de Emergencias Sevilla. Ninguno de los policías resultó lesionado.
Uno de los que más se resistió fue el conductor, que presentaba síntomas de embriaguez y fue sometido a la prueba de alcoholemia. Dio el doble de la tasa máxima permitida. Además, carece de permiso de conducir por pérdida de vigencia desde hace cuatro años, y desde junio de 2018 lo tiene suspendido temporalmente por un juzgado de lo Penal de Sevilla. 
Los ocupantes del coche son dos hombres de 37 y 35 años, dos mujeres de 22, un joven de 23 y dos menores de edad. El vehículo carece de seguro y de ITV.  Una vez plenamente identificados, cinco de los implicados, entre ellos los dos menores, quedaron en libertad, tras ser informados de la instrucción de las diligencias policiales, en tanto que los otros dos permanecen detenidos en dependencias policiales donde fueron trasladados.
El teniente alcalde delegado de Gobernación, Juan Carlos Cabrera, felicitó a los agentes de la Policía Local de Sevilla por la "brillante y arriesgada actuación policial, destacando además la labor de coordinación de la Sala del 092 con la activación de los diferentes cuerpos policiales de los municipios por donde iban persiguiendo a los delincuentes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios