Operación contra el narcotráfico de drogas

Cae una banda que usaba coches 'caleteados' para transportar droga

  • La Policía requisa 7 kilos de cocaína, 13 de hachís y 11 de marihuana y detiene a diez personas

La Policía Nacional ha desmantelado una de las bandas de traficantes de cocaína más activas de Sevilla. Esta organización utilizaba una serie de vehículos caleteados para transportar la droga. En el argot policial, la caleta es un agujero practicado en algún lugar del coche en el que se guarda la mercancía. Los coches que utilizaba esta banda tenían las caletas en el salpicadero y sólo se podían abrir con un sofisticado mecanismo eléctrico. Había que utilizar un mando a distancia combinado con alguna acción en el coche, como activar el airbag, poner la marcha atrás o encender las luces. En cada coche la combinación era distinta. Se han detectado al menos cuatro vehículos modificados para transportar droga.

La operación, denominada Aurelio por el nombre de pila de uno de los sospechosos, se ha saldado con la detención de diez personas y la aprehensión de siete kilos de cocaína, más de trece de hachís y once de marihuana. La investigación se ha llevado a cabo en dos fases. La primera se inició a finales del año pasado, cuando la Policía tuvo conocimiento de que había un grupo criminal dedicado a introducir grandes cantidades de cocaína en Sevilla.

Los agentes del grupo VI de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) confirmaron con una serie de vigilancias y seguimientos esa primera información. Se centraron entonces en establecer el modus operandi de los traficantes e identificar a los responsables de la banda. La investigación les permitió descubrir la compleja red de distribución que empleaban para hacer llegar los estupefacientes desde Sevilla hasta otras provincias andaluzas, como Cádiz y Huelva. Así, la Policía interceptó los cuatro vehículos caleteados y descubrió un piso franco donde se guardaba la droga, ubicado en Santa Aurelia. En esta primera fase cayó Aurelio con 4,3 kilos de cocaína en su poder. En un domicilio se hallaron otros 2,6 kilos y 25.000 euros en efectivo.

En una segunda fase, los investigadores descubrieron una segunda rama de la organización dedicada al tráfico de hachís. La operación culminó con nueve registros simultáneos en distintos domicilios de Sevilla capital -en Sevilla Este, el Parque Alcosa y Doctora Vieira Fuentes, cerca del Parque Amate- y Alcalá de Guadaíra. Aquí se desmanteló por completo la organización, con los arrestos de otras nueva personas, entre ellas los dos máximos responsables de la organización, cuya identidad responde a las iniciales F. M. S. S. y J. S. V.

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios