Enfermedades raras

San Telmo y dos fuentes lucen de verde esta noche por las enfermedades mitocondriales

La fachada de San Telmon, iluminada de verde. La fachada de San Telmon, iluminada de verde.

La fachada de San Telmon, iluminada de verde. / Juan Carlos Vázquez

El Palacio de San Telmo, la fuente de la Plaza de España y la fuente de las Cuatro Estaciones se iluminarán esta noche de verde por las enfermedades mitocondriales, problemas de salud muy severos que merman de manera dramática a la vida de los niños afectados y sus familias. La Asociación de Enfermos de Patología Mitocondrial, Aepmi, ha celebrado estos días la semana mundial de concienciación de las enfermedades mitocondriales, a la que se han unido ciudades de todo el mundo, mediante la iluminación artística de fuentes y monumentos emblemáticos. Sevilla se ha sumado a esta causa de la organización Internacional Mito Patients, que promueve la investigación de la enfermedad y ofrece ayuda a afectados de todo el mundo.

La fuente de la Plaza de España, irradiando color verde. La fuente de la Plaza de España, irradiando color verde.

La fuente de la Plaza de España, irradiando color verde. / Juan Carlos Vázquez

La enfermedad mitocondrial es un trastorno genético que roba la energía de las células causando disfunción o fracaso de múltiples órganos. No existe cura y la esperanza de los afectados es la investigación. Una de cada 200 personas porta la mutación genética que podría ponerlos en riesgo de desarrollar una enfermedad mitocondrial, cuyas consecuencias son devastadoras. La iniciativa Ilumina por las mitocondriales está ideada para concienciar de esta enfermedad poco conocida, pero potencialmente mortal. Aunque es calificada como enfermedad rara por su baja incidencia en la población general, se estima que 400 personas en España sufren este trastorno.

La fuente del Rectorado, parte de la iniciativa. La fuente del Rectorado, parte de la iniciativa.

La fuente del Rectorado, parte de la iniciativa. / Juan Carlos Vázquez

Un equipo de investigación del Centro Andaluz de Biología del Desarrollo, ubicado en la Pablo de Olavide, que está liderado por el profesor José Antonio Sánchez Alcázar, se ha convertido en referente por sus esfuerzos en avanzar para encontrar terapias eficaces para los enfermos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios