Hospital Virgen del Rocío

La firma T10 de arquitectura renueva la sala de Observación del Infantil

  • La reforma ha permitido crear 13 boxes que favorecen la vigilancia de los pacientes desde el control central de Enfermería

La nueva Observación Pediátrica del Hospital Infantil, tras la reforma. La nueva Observación Pediátrica del Hospital Infantil, tras la reforma.

La nueva Observación Pediátrica del Hospital Infantil, tras la reforma. / D. S.

La firma de arquitectura sevillana T10 ha culminado un proyecto muy esperado en el Hospital Infantil del complejo Virgen del Rocío, la renovación del área de Observación, una zona que había quedado obsoleta hace años.

Los nuevos espacios han sido diseñados para que “los niños ingresados se sientan como en su casa, arropados. A su vez desde el control de Enfermería, que se encuentra en el centro de la sala, los profesionales pueden comprobar la situación de cada paciente, en un simple vistazo”, explica Francisco Santisteban, arquitecto en T10. Esta firma sevillana de arquitectura ganó el concurso público que sacó el pasado año el Hospital Virgen del Rocío para la licitación de este proyecto, que se ha ejecutado durante los últimos meses. La recepción de la obra que ha comenzado hoy, termina mañana viernes.

“Ganamos el concurso público con un diseño futurista, muy atractivo. La nueva Observación Infantil se organiza en boxes (salas asistenciales para cada paciente) muy acogedores. Los espacios son muy atractivos desde el punto de vista visual. Con motivos decorativos que representan ballenatos, para que los niños se sientan protegidos como si se encontraran en una burbuja”, asevera el arquitecto. El objetivo de la firma ha sido humanizar, aportar color y luz a una de las áreas más sensibles del Hospital Virgen del Rocío. Estos espacios habían quedado anticuados desde hace años.

El área de Observación del Hospital Infantil está dedicada a los pacientes que precisan permanecer bajo vigilancia de profesionales sanitarios durante un periodo de unas 24 horas tras su primera valoración en las Urgencias pediátricas. Entre ellos: niños que precisan de tratamiento inmediato de una cama durante un periodo corto de tiempo; niños que necesitan ingresar en una planta de hospitalización y que aún no disponen de este recurso; situaciones que precisan de vigilancia especializada; o problemas pediátricos que presentan dudas diagnósticas, entre otros casos.

Tras la reforma, la nueva Observación está dotada con 13 boxes individuales, cuatro de ellos de aislamiento para inmunodeprimidos o enfermedades infectocontagiosas; una nueva zona de baño para lactantes; dos baños individuales adaptados a discapacitados; doble control de enfermería; sala de procedimientos y reanimación. Tras la recepción de la obra y una vez que los nuevos espacios estén equipados, el Hospital Infantil recibirá a los primeros pacientes en la nueva Observación en un plazo corto de tiempo.

“La apertura de la nueva Observación supone una mejora en la calidad, seguridad, confortabilidad, y humanización de la asistencia al paciente pediátrico”, explican fuentes oficiales del Hospital Virgen del Rocío, al incidir en que los nuevos espacios “respetan la intimidad de los pacientes”, entre otras ventajas. El proyecto ha permitido la creación de boxes para el aislamiento de pacientes afectados por problemas infecciosos, que permiten evitar contagios de enfermedades; o para pacientes inmunodeprimidos.

Además, todos los boxes están adaptados para que los profesionales sanitarios puedan realizar técnicas de ventilación no invasiva ya que disponen de doble toma de gases. Según explican fuentes del centro hospitalario, el proyecto incorpora un “box de procedimientos y reanimación dotado de todo el equipamiento para estabilizar a cualquier paciente; con un mejor diseño y accesibilidad, además de la posibilidad de entrada externa desde e Urgencias”. Cada detalle ha sido planificado para la humanización de una zona que, hasta la fecha, resultaba fría y rígida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios