Sevilla

Los funcionarios de la cárcel Sevilla-I abortan el intento de fuga de un interno

  • Aprovechándose del soporte de un aparato de aire acondicionado se agarró a las concertinas

Entrada al centro penitenciario Sevilla-I, donde ocurrieron los hechos.

Entrada al centro penitenciario Sevilla-I, donde ocurrieron los hechos. / José Ángel García

Los funcionarios de la prisión de Sevilla-I abortaron ayer el intento de fuga de un interno de este centro penitenciario, según ha informado el sindicato de prisiones ACAIP (Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias). Los hechos sucedieron alrededor de las diez de la mañana cuando los funcionarios del departamento de ingresos tuvieron que intervenir, "con gran pericia profesional y asumiendo un enorme riesgo físico", asegura el sindicato, para reducir a un interno que durante el disfrute del tiempo reglamentario de paseo, "de modo sorpresivo y aprovechando como elemento de impulso la estructura del soporte exterior de un aparato de aire acondicionado", se agarró a las concertinas que coronan el muro de la cárcel para intentar escapar del centro.

El interno tuvo que ser aislado provisionalmente al presentar en todo momento una "notable alteración de su conducta", llegando a increpar de modo violento a todos los trabajadores, a los que acusaba de no permitirle ir en libertad como le correspondía, según venía reiterando desde hace días.

El recluso, identificado como S. M., tiene aplicadas limitaciones regimentales del artículo 75 del Reglamento Penitenciario por haber protagonizado en un breve espacio de tiempo una decena de "graves alteraciones e incidentes regimentales desde que ingresó el pasado mes de junio", precisa el sindicato, que añade que por las mismas circunstancias de manifiesta inadaptación al revise de vida ordinario, al haber agredido a varios internos, se había solicitado por la dirección del centro su traslado urgente a otra cárcel más idónea al perfil y trayectoria penitenciaria del mismo.

Acaip ha insistido en la queja por la permanencia en el centro de internos cuyo perfil y trayectoria dificulta sobremanera el poder garantizar el ejercicio eficaz del conjunto de funciones de vigilancia por parte de los funcionarios de Sevilla-I, que "no reúne por antigüedad e infraestructuras, las condiciones mínimas de seguridad como otra vez ha quedado reflejado en este intento de fuga".

El sindicato ha destacado la profesionalidad de la plantilla del centro penitenciario, que viene desempeñando una labor de compromiso "inconmensurable frente a una situación prolongada de carencias estructurales en cuanto al déficit de personal en todas las áreas funcionales, así como a la hora de afrontar una situación de crisis sanitaria pandémica que aún a día de hoy obliga a mantener confinados dos módulos residenciales, con lo que ello implica de aumento de la penosidad laboral y las cargas añadidas de trabajo acumuladas desde el inicio de la pandemia".

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios