Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Contenido Patrocinado

¿Qué hacer si te rompe el cristal lateral o trasero del coche?

¿Qué hacer si te rompe el cristal lateral o trasero del coche? ¿Qué hacer si te rompe el cristal lateral o trasero del coche?

¿Qué hacer si te rompe el cristal lateral o trasero del coche?

¿Vas a coger el coche por la mañana y te llevas una desagradable sorpresa inesperada como un cristal roto? Puede ocurrir un día cualquiera y encontrar soluciones rápidas para arreglar el día no es tarea fácil. Carglass ofrece un servicio urgente de arreglado temporal de rotura de cristales traseros y laterales que puede ser una solución de urgencia para este problema. 

Olvídate del papeleo

La empresa se encarga de llevar a cabo las gestiones necesarias con la compañía de seguros del conductor y ofrece el servicio de un arreglo temporal del cristal dañado por un precio de 20 euros. Es una asistencia que se realiza de forma urgente y no requiere de cita previa, respondiendo así al carácter de inmediatez que exige un problema de estas características.

El objetivo es que el usuario pueda disponer de su vehículo en la mayor brevedad posible, siempre garantizando comodidad y seguridad en la conducción pese al daño. El coste incluye el material y la reparación y el usuario solo tiene que contactar con Carglass a través del teléfono que encuentra en su sitio web o dirigirse a su taller más cercano.

Se trata de una solución provisional que consiste en la instalación de un plexi o film adhesivo que sostendrá la rotura del cristal hasta que éste sea sustituido. Es un plástico flexible transparente que sirve de sustitutivo para cristales dañados. La instalación de este material se realiza en media hora, un tiempo récord que permite al usuario solucionar un problema que a primera hora de la mañana parecía insalvable. La instalación, además, protege al vehículo de todo tipo de condiciones adversas como el viento o la lluvia.

La calidad de un material como el plexi asegura una conducción segura hasta que se realice la sustitución del cristal dañado. Tiene una gran resistencia ante posibles impactos y mantiene siempre el vehículo cerrado, lo que asegura la estabilidad durante la conducción y evita cualquier contratiempo derivado de la situación. Esta asistencia incluye la aspiración de los cristales rotos que pudieran esparcirse por los asientos del vehículo.

Un servicio de calidad

El servicio que ofrece Carglass destaca por ser un trabajo altamente cualificado y de máxima calidad que ofrece una respuesta inmediata y una solución temporal. Es una labor muy especializada que distingue entre los diferentes tipos de daños que puede sufrir el vehículo.

Para los cristales laterales y descendentes utiliza el plexi, un material con un espesor de 1.5 milímetros. Cuando se trata de lunas traseras, se instala un film adhesivo transparente que sirve como reparo temporal. En ambos casos, el usuario puede coger inmediatamente su vehículo y conducir con normalidad  hasta que Carglass consiga el stock de su luna y pueda volver a instalarla (normalmente en unos dos días).

Recomendaciones después de la reparación

El conductor debe seguir una serie de indicaciones después de la reparación, ya que no puede olvidar que se trata de una solución provisional y que la definitiva consiste en la sustitución del cristal.Hasta entonces, lo más recomendable es usar  el vehículo lo mínimo posible y no puede utilizar el mecanismo elevalunas. Todos los cristales deben estar subidos, también los no dañados; y la velocidad máxima que puede alcanzar el coche es de 100 kilómetros por hora.