La incidencia de la pandemia

Las iglesias de Sevilla podrán seguir abiertas hasta el toque de queda

  • El Arzobispado defiende que la última restricción horaria no afecta a la libertad religiosa

  • El aforo de los templos se mantiene al 30%

La Basílica de la Macarena es uno de los templos más concurridos de la ciudad. La Basílica de la Macarena es uno de los templos más concurridos de la ciudad.

La Basílica de la Macarena es uno de los templos más concurridos de la ciudad. / D. S.

Las iglesias de la Archidiócesis de Sevilla podrán seguir abiertas hasta el toque de queda. Así lo ha decidido el consejo episcopal reunido este lunes, en el que se han analizado las últimas restricciones establecidas por la Junta de Andalucía para hacer frente a la segunda ola del Covid-19.

En un comunicado, el Arzobispado recuerda que, tras la consulta realizada a los servicios técnicos de la Junta, la limitación de horarios para actividades, servicios y establecimientos, de carácter comercial o negocios, "no afecta al ejercicio del derecho de libertad religiosa", por lo que reuniones, celebraciones y encuentros de esta índole "no están sujetos a esta restricción". 

Debe tenerse en cuenta, en este punto, que en el listado de servicios esenciales publicado el pasado domingo por el Gobierno andaluz no se incluían los cultos religiosos, un aspecto que no se ha abordado en las últimas restricciones autonómicas, lo que deja abierta la posibilidad a que cada diócesis haga una interpretación propia de la normativa. Conviene recordar que en el primer estado de alarma ya ocurrió algo similar, cuando la Diócesis de Cádiz fue la única que permitió que se abrieran los templos, mientras que en las del resto de Andalucía permanecieron cerrados.

El Arzobispado de Sevilla advierte que para la organización de actos de culto y actividades pastorales en general, a partir de la próxima medianoche, la libertad de circulación de personas está limitada en el periodo comprendido entre las diez de la noche y las siete de la mañana. Por tanto, es a las 22:00, al entrar en vigor el toque de queda, cuando los templos han de estar cerrados sin registrar ninguna actividad en su interior

Los cultos de las hermandades

Una limitación que afecta, de especial manera, a las hermandades y, en concreto, a los equipos de priostía, que a partir de esa hora no podrán desarrollar su labor. Una limitación que han de tener en cuenta las corporaciones que, al menos hasta el 23 de noviembre (primero periodo de estas restricciones), celebren cultos. 

Por tanto, las misas vespertinas en los templos podrán seguir celebrándose en la provincia de Sevilla más a allá de las seis de la tarde. Las iglesias, de igual modo, continuarán con su habitual horario de apertura, ya que la mayoría cierran, como muy tarde, a las 21:00.

Lo que si permanecerá, como recuerda el comunicado, es el límite de aforo, restringido actualmente al 30%. Muchas parroquias y hermandades han optado desde que estalló la pandemia por retransmitir sus misas y cultos por diversos canales de comunicación, como el streaming para que puedan seguirlos los fieles que pertenecen a la población de riesgo o que no pudieran tener asiento por estas restricciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios