Contenido patrocinado

La importancia de los créditos ECTS en el programa Erasmus

  • Una vez terminado el bachillerato, miles de alumnos se debaten entre las diferentes opciones académicas disponibles buscando una formación con la que poder asegurarse un futuro profesional con garantías en aquello que a cada uno le gusta. Para conseguir esto, se deben superar las pruebas de acceso a la Universidad (PAU) y obtener una nota que permita superar al corte del grado universitario en cada Universidad, el siguiente paso es el de lidiar con los créditos ECTS.

Los créditos ECTS son una manera de cuantificar la carga de trabajo de un alumno durante su formación. Los créditos ECTS son una manera de cuantificar la carga de trabajo de un alumno durante su formación.

Los créditos ECTS son una manera de cuantificar la carga de trabajo de un alumno durante su formación.

Los créditos ECTS se pueden definir como una manera de cuantificar la carga de trabajo que realiza un alumno durante su etapa de formación, así pues un solo crédito ECTS puede equivaler a unas 30 horas de estudio, de este modo se ofrecen asignaturas en función de la Universidad con una equivalencia en créditos, habitualmente son 6, aunque puede haberlas más largas, de hasta 9 y 12 créditos, como también las puede haber más cortas, de 3 y 4.5 créditos.

Habitualmente la carga de créditos se suele dividir en cuatrimestres, partiendo el curso académico en dos, cada uno de los cuatrimestres debería equivaler a 60 créditos ECTS, obteniendo el graduado con 240. El plan Bolonia es la principal causa por la cual se ha implantado este sistema de reconocimiento de créditos, motivado especialmente por la integración de los alumnos de todas las universidades de Europa en un mismo sistema, lo cual beneficia al crecimiento de programas de movilidad como el Erasmus.

La movilidad Erasmus es una experiencia a través de la cual el alumno recibe una beca y un traslado de matrícula desde su universidad a otra en Europa, de esta manera se incentiva el conocer otro idioma, otra metodología, y en definitiva, es una experiencia muy satisfactoria para los estudiantes que contribuye a mejorar sus capacidades. Los créditos ECTS son una manera de hacer posible que esto ocurra, ya que se pueden convalidar estos con asignaturas más o menos similares que se imparten en las universidades de destino.

Propiciado por los créditos ECTS además de por otros factores, el crecimiento de los estudiantes que se van de Erasmus cada año es notable, como así lo es el de extranjeros que se deciden por España como el destino idóneo para vivir esta experiencia. Y es que España es la primera opción, y por ende, el país que más estudiantes de Erasmus recibe cada año, con una cifra que ronda los 40 mil estudiantes, por delante de otras potencias europeas como Alemania, Francia o Reino Unido.