Impacto económico del Covid-19

Las inmobiliarias calculan que el precio de los pisos bajarán un 15% en Sevilla tras la crisis del coronavirus

  • El alquiler atisba un descenso al crecer la oferta por los dueños que no logran vender o las viviendas turísticas que pasan a tradicional

Un hombre camina por una de las aceras de Pureza, una de las calles de Triana en la que más ha subido el precio de los pisos en los últimos años. Un hombre camina por una de las aceras de Pureza, una de las calles de Triana en la que más ha subido el precio de los pisos en los últimos años.

Un hombre camina por una de las aceras de Pureza, una de las calles de Triana en la que más ha subido el precio de los pisos en los últimos años. / Juan Carlos Vázquez

La compraventa de viviendas entra en la UCI. 12 años después del pinchazo de la burbuja inmobiliaria, el ladrillo hace ahora frente a otra crisis de calado, aunque esta se presume más corta en el tiempo. El primer semestre del año se da por perdido en un sector que ya registraba caídas de un 2,6% en enero según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE). El descenso de las ventas vendrá de la mano de una bajada de los precios, sobre todo en segunda mano. En Sevilla llegará hasta el 15% según la previsión realizada por la agrupación de inmobiliarias Alianza que representa a 88 empresas y más de 130 agencias de la ciudad y su área metropolitana.

En esa estimación se baraja que el reajuste de los precios de la vivienda en la ciudad se moverán en una horquilla entre el 10% y el 15%. Las inmobiliarias sevillanas esperan un descenso de los precios debido a una menor demanda y a la menor capacidad de pago de los compradores, aunque el estancamiento ya comenzó el año pasado con una caída del 3,3% como aparece en uno de los últimos datos del INE.

“Si en dos meses se consigue contener la expansión del coronavirus, se volvería a la normalidad también en el sector inmobiliario. Si el problema se prolongara más tiempo, es posible que veamos ajustes más consistentes”, sostiene Miguel Trujillo, presidente de Alianza. El sector entiende que pasada esa situación, las ventas más inmediatas serán las que escuchen ofertas de los futuros compradores, por lo que las expectativas creadas en los últimos meses por los propietarios se desplomarán de golpe y si quieren vender tendrán que escuchar ofertas.

Las inmobiliarias insisten en que las ventas caerán, pero que será más intensa en la segunda residencia y ciertos segmentos de lujo. Además de vaticinar que las promotoras seguirán avanzando promociones existentes y paralizarán temporalmente las nuevas, detallan respecto a la compraventa que el impacto puede ser intenso mientras dure la crisis sanitaria, ya que todo apunta a que el primer semestre acabará arrojando unos datos negativos similares a los de hace una década. “Queda descartado una repetición de lo sufrido en la crisis de 2008 y creemos que hay luz al final del túnel, aunque la veamos ya 2021, puesto que esta no es una crisis financiera y los bancos están en predisposición de seguir concediendo hipotecas y ayudando a las empresas para evitar que se deteriore el empleo”, sostiene Trujillo antes de explicar que no se puede comprar ni vender, porque los pisos no se pueden visitar.

El sector entiende que la vivienda puede ser el refugio de muchos inversores y detalla las inmobiliarias de la ciudad disponen ya en cartera de inversores y pequeños ahorradores dispuestos a comprar a precios más ajustados para destinarlos al alquiler tradicional. Sobre este mercado, explican que la alternativa para sortear la crisis reside en volver a los inicios y que sean los sevillanos o aquellos que vienen a la capital para largas temporadas los que se interesen por los apartamentos turísticos.

El sector descarta que se repita la caída de 2008 y apuntan a una recuperación en 2021

“Muchos propietarios de viviendas de alquiler turístico ya han vuelto al alquiler tradicional en estos primeros 15 días. Seguramente habrá más casos porque estuvieran ya valorando la opción de trasladar su vivienda de vacacional a residencial y la pandemia les ha ayudado a tomar la decisión. Pero la situación es muy volátil y si se produce un alza de los turistas, aunque no sea inminente, muchos arrendatarios harán las cuentas y quizás les convenga seguir en las plataformas de pisos turísticos”, comentó el presidente de Alianza.

A pesar de los indicios, el sector asegura que todavía es pronto para hablar de un trasvase de pisos turísticos a alquileres a largo plazo, pero proliferan los pisos cuyos alquileres han bajado. El número de nuevos anuncios de viviendas en alquiler en el centro de Sevilla se mantiene estable desde antes de que se declarara el estado de alarma, pero sí están bajando las propiedades ofertadas en los portales inmobiliarios.

Sobre los precios del alquiler, las inmobiliarias argumentan que se van a regular de forma natural en las próximas semanas porque van a aparecer más inmuebles disponibles para alquiler tradicional, ya sea por propietarios que no consiguen vender al precio deseado o por los que han cambiado de turístico a convencional. Este aumento de la oferta generará que el precio baje de manera natural y sin necesidad de intervención de la administración.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios