Sevilla

Los jueces de lo Social fijan juicios para 2016, dentro de tres años

  • Los pleitos derivados de la crisis económica siguen sumiendo en el caos a esta jurisdicción

Comentarios 8

El retraso de la jurisdicción Social en Sevilla sigue ofreciendo resultados alarmantes. Los jueces de órganos de lo Social, los que se encargan de dirimir los litigios laborales, como los despidos y reclamaciones de cantidades, están ya fijando la celebración de juicios para el año 2016, a tres años vista.

La imagen que acompaña a esta información es un ejemplo de esta situación. El documento que se reproduce es una citación que uno de los 11 juzgados de lo Social de Sevilla ha realizado con fecha del pasado 4 de junio, en la que se cita para los "actos de conciliación/juicio" para el 16 de febrero de 2016, "a las 9:40 horas", detalla la citación.

El decano de los jueces de Sevilla, Francisco Guerrero, explicó ayer a este periódico que todos los juzgados de lo Social de Sevilla, a excepción de uno de ellos, están actualmente en la misma situación de colapso, lo que les ha llevado a tener que fijar la celebración de las vistas orales para dentro de tres años.

Estos juicios que se postergan a tres años son por ejemplo los litigios en los que se reclaman cantidades en procesos laborales, si bien incluso en los asuntos que tienen la consideración de prioritarios, como el despido de un trabajador, la media para la celebración de la vista oral está en torno a un año, lo que sigue siendo una demora excesiva.

Y todo ello a pesar de las medidas de refuerzo que se han acordado desde el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el Ministerio de Justicia y la Consejería de Justicia, que han designado a dos jueces en comisión de servicio para dictar sentencias sobre despidos y otros asuntos que se consideran prioritarios. Además de los dos jueces, se han nombrado dos secretarios judiciales, los funcionarios necesarios y la Junta ha adecuado dos nuevas salas de vista para la celebración de los juicios.

Pero estas medidas resultan insignificantes ante el volumen de entrada de asuntos derivados principalmente de la crisis económica. El decano señaló que los jueces de lo Social están "saturados de trabajo", como ocurre en otras jurisdicciones, como la Civil y Penal. "La estadística demuestra que no sólo no se ha tocado suelo en la jurisdicción social, porque el número de asuntos no sólo se mantiene sino que sigue incrementándose", aseveró Francisco Guerrero.

La memoria de actividades y funcionamiento del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) correspondiente a 2012 recoge que los 11 juzgados de lo Social que hay en Sevilla registraron el pasado año 17.766 nuevos asuntos y resolvieron 13.894, por lo que cifra de asuntos pendientes de resolver volvió a incrementarse. Al inicio de 2012 había 13.589 asuntos pendientes, una cifra que se incrementó hasta 17.447, según las estadísticas del TSJA.

Los juzgados de lo Social de Sevilla son los más saturados de toda Andalucía, dado que si bien el módulo de entrada de asuntos que establece el CGPJ como adecuado se sitúa entre los 600 y 800 asuntos por juzgado y año, en Sevilla cada juzgado tiene una media de 1.615 asuntos, más de doble de la carga adecuada, según los parámetros que maneja el máximo órgano de Gobierno de los jueces.

En una situación parecida se encuentran los cuatro juzgados de lo Social de Córdoba, con una media de ingresos de 1.615 asuntos, la misma que Sevilla, aunque el volumen es sensiblemente inferior: 6.460 frente a los 17.766 asuntos ingresados en Sevilla en 2012. Le siguen el juzgado de Algeciras (Cádiz), con 1.573 asuntos; los tres de Huelva, con una media de 1.502; y los siete de Granada, con 1.331.

Sevilla también se sitúa a la cabeza regional por lo que se refiere al número de ingresos de pleitos por despidos. En 2012, ingresaron 6.247 litigios por despido, seguidos a distancia de los 4.888 despidos registrados en la provincia de Málaga. Esta situación ha provocado que el mayor número de asuntos pendientes se registre en las provincia de Sevilla, Almería y Málaga. En Almería, el número de asuntos pendientes se incremento un 66% durante el pasado año, situándose como la provincia con mayor pendencia después de Sevilla.

Los 56 juzgados de lo Social que hay en el territorio bajo competencia del Alto Tribunal andaluz registraron el año pasado un total de 73.482 asuntos, de los que se resolvieron 66.286, con lo que el número de asuntos pendientes creció hasta los 59.522.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios