Sevilla

El jueves del Corpus en Sevilla se mantiene como festivo aunque no se celebre la procesión

Una de las portadas elevadas en la Plaza de San Francisco con motivo de la festividad del Corpus Christi. Una de las portadas elevadas en la Plaza de San Francisco con motivo de la festividad del Corpus Christi.

Una de las portadas elevadas en la Plaza de San Francisco con motivo de la festividad del Corpus Christi. / Antonio Pizarro

El Ayuntamiento de Sevilla mantendrá la jornada festiva el próximo 11 de junio aunque no se celebre la procesión del Corpus Christi prevista para ese día. Según han confirmado a este periódico fuentes municipales, aunque no vaya a tener lugar la procesión por las calles, como es habitual, se ha optado por mantener el día festivo y no trasladarlo a otra fecha, como sí se ha hecho con el correspondiente a San Fernando que, al ser sábado este año, se pasó primero a la semana de Feria, en concreto al miércoles 29 de abril; y posteriormente, tras aplazarse la fiesta, se ha traspasado también este festivo al 23 de septiembre.

El pasado sábado se conocía que el Ayuntamiento había paralizado las contrataciones asociadas a la celebración del Corpus Christi, como el montaje de las portadas en la Plaza de San Francisco, tras la previsible suspensión de la procesión en la calle por el Arzobispado. Aunque no se ha producido un anuncio oficial, es obvio que la procesión en la calle no se celebrará tras haberlo deslizado el arzobispo en una entrevista en este mismo periódico.

Pese a la cancelación de los fastos en la calle, el Ayuntamiento mantendrá la jornada del jueves 11 de junio como festividad local, aunque es probable que buena parte de las restricciones de movilidad provocadas por el estado de alarma declarado como consecuencia de la crisis del coronavirus se mantengan.

¿Qué pasará con el día festivo de septiembre?

La urna de San Fernando el pasado 23 de noviembre, festividad de San Clemente. La urna de San Fernando el pasado 23 de noviembre, festividad de San Clemente.

La urna de San Fernando el pasado 23 de noviembre, festividad de San Clemente. / Juan Carlos Váquez

Dentro del calendario a los ayuntamientos les corresponde fijar dos festividades locales, que se suman a las que corresponden a la administración autonómica y al propio Gobierno nacional. En el caso de Sevilla, las dos festividades que se han mantenido tradicionalmente han sido el día del Patrón San Fernando, el 30 de mayo; y el día de la procesión del Corpus Christi, que en Sevilla se mantiene el jueves y, por tanto, laborable.

En los último años, el gobierno municipal de Espadas ha eliminado la jornada festiva de San Fernando para llevársela a la Feria y así garantizar un día de máximo disfrute (y aprovechamiento económico). Esta medida también se realizó con anterioridad.

Tras suspender la tradicional Feria de Abril, que debía comenzar el próximo domingo con el alumbrado, el Ayuntamiento trasladó este festejo a septiembre, en un formato reducido, probablemente en otra ubicación y manteniendo la jornada festiva. Con ello, se pretende dar un paso más en la recuperación económica tras la crisis del coronavirus.

Pero lo cierto es que nadie puede asegurar que tras el verano se puedan celebrar eventos con la concentración de personas acostumbrada en la Feria de Sevilla. Son muchos los expertos que descartan ya que esto se pueda realizar. Además, el alcalde ya ha dejado claro de existir el más mínimo riesgo el evento no se haría.

Entonces, ¿qué pasa con la jornada festiva prevista para el 23 de septiembre? El Ayuntamiento tiene la opción de mantenerla ese día, aunque en la ciudad no se celebre ninguna fiesta, o buscar en el calendario una fecha relacionada con la historia de la ciudad.

Algunas opciones se descartan automáticamente por ser anteriores a este 23 de septiembre, como el día de Santas Justa y Rufina, copatronas de la ciudad, que se celebra el 17 de julio; el propio 15 de agosto; o los festivos de la Inmaculada Concepción o la Constitución.

El alcalde Sevilla, Juan Espadas, porta la lobera el pasado 23 de noviembre. El alcalde Sevilla, Juan Espadas, porta la lobera el pasado 23 de noviembre.

El alcalde Sevilla, Juan Espadas, porta la lobera el pasado 23 de noviembre. / Juan Carlos Vázquez

Una fecha surge como la más idónea para situar este festivo de poderse aprovechar en septiembre: el lunes 23 de noviembre, festividad de San Clemente. Este día se rememora el aniversario de la Reconquista de Sevilla por el rey Fernando III de Castilla, que aconteció el 23 de noviembre de 1248.

En la Catedral se abre la urna del rey santo y se celebra con la corporación municipal la procesión de la espada

La urna del rey santo se abre para la veneración de los fieles y, como marca la tradición, se realiza la procesión en la que el alcalde de Sevilla porta la espada lobera del rey Fernando III por las naves del templo metropolitano mientras el concejal más joven porta una réplica del pendón, cuyo original  está expuesto entre la portada de la parroquia del Sagrario y la portada de la capilla del Bautismo.

Sería un buena opción para recuperar, aunque sea por un año, el reconocimiento al rey San Fernando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios