Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Ayuda a domicilio en Sevilla Las ‘kellys’ de la dependencia: Víctimas silenciadas de acosos sexuales y fraudes laborales

  • Auxiliares de ayuda a domicilio denuncian agresiones físicas y verbales y piden la municipalización del servicio, mejoras salariares y contratos a jornada completa

"Le abrió la puerta en bata, casi desnudo. La estaba esperando para masturbarse. Ella no daba crédito. Se fue para la habitación del usuario para asearlo y él la siguió. Le dijo que lo dejara ya, que eso lo hiciera en su intimidad, y él le respondió: 'Espérate un poco que ya estoy terminando". Con estas palabras relata una auxiliar de ayuda a domicilio de La Rinconada el acoso sexual que sufrió una compañera suya por parte del familiar de una persona dependiente. "¿Sabes qué hacen las empresas cuando denunciamos estos incidentes? Nada. Nos sustituyen por otra compañera y ni siquiera hablan con el familiar o el usuario. Simplemente le pasan el marrón a otra".

Auxiliares de ayuda a domicilio de Sevilla aseguran que los casos de abusos y acosos sexuales y las agresiones físicas y verbales no son algo anecdótico en su día a día, sino "bastante frecuentes", por parte tanto de las personas a las que cuidan como de sus familiares. "¿Por qué tengo que aguantar que un usuario encamado me coja el culo mientras yo le aseo o me llame guarra? Qué esté enfermo no le da carta blanca ni yo tengo que mirar para otro lado", comenta otra profesional en una reunión de delegadas auxiliares de ayuda a domicilio de la provincia celebrada en la sede de Comisiones Obreras de Sevilla.

Las profesionales de este sector, la mayoría mujeres entre 45 y 55 años, piden a sus empresas que no ignoren estos hechos, que las defiendan y tomen medidas contra aquellos usuarios conflictivos, como la supresión del servicio.

En la provincia de Sevilla, hay más de 5.000 auxiliares de ayuda a domicilio

Éste no es el único problema que denuncian las llamadas kellys de la dependencia, un sector formado por más de 5.000 profesionales en la provincia de Sevilla (unos 1.700 en Sevilla capital), "que sufre unas condiciones penosas, una elevada tasa de enfermedades musculo-esqueléticas y nerviosas, un alto índice de automedicación y unos salarios ínfimos", según informa el sindicato provincial de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Sevilla.

El sector reclama mejoras salariales y laborales, la municipalización del servicio de ayuda a domicilio (que actualmente sale a concurso cada dos años) y el reconocimiento de enfermedades profesionales, como el síndrome del túnel carpiano.

"Después de nueve años trabajando, he conseguido a mis 57 años una jornada laboral de 35 horas semanales. Me considero una afortunada, ya que muchas compañeras no trabajan más de 25 horas", comenta Rosa Perza, delegada de las auxiliares de Tomares.

El convenio laboral establece desde este año un salario a jornada completa de mil euros brutos, pero, según explica Sandro Moreno, responsable del Servicios de Ayuda a Domicilio en CCOO, no todas las empresas lo cumplen y más del 90% de los trabajadores tienen un contrato a tiempo parcial y turno partido. A esto se suma que muchos de estos contratos son temporales y los retrasos en los pagos, como es el caso de las auxiliares de Bollullos de la Mitación, que se han llevado hasta dos meses sin cobrar.

La mayoría son mujeres entre 45 y 55 años, más del 90% con contratos a tiempo parcial

"Este es un sector muy castigado y, para nosotras, 20 días de retraso en el pago de la nómina es un problema enorme en nuestras casas. Ha habido días que me he tenido que ir andando de un servicio a otro porque no tenía ni para pagar el bonobús. El sueldo es ridículo", señala María Jesús de los Santos, representante del comité de empresa de Azvase. "Pedimos que los contratos sean mínimo de 25 horas semanales".

"En Guillena, donde hay más de 40 auxiliares, hay compañeras con contratos de 10 ó 14 horas semanales, una situación totalmente precaria", comenta Salud Durán, delegada de Guillena. "Luego, la empresa las llaman para sustituir y no le pagan la hora según el convenio, a casi 8 euros brutos la hora, sino a 5 euros, y no queda registrada. Es decir, trabajan más horas de lo que pone sus contratos pero cotizan menos. Esto es un fraude a la Seguridad Social".

Desde CCOO alertan de que la dependencia es un sector donde "cada vez más existen dificultades para contratar a profesionales que ejerzan su actividad debido a sus condiciones laborales y salariales, y la patronal no hace nada para revertir esta situación".

El sector reivindica una municipalización del servicio de ayuda a domicilio que, según CCOO, "supondría una mejora y un ahorro económico, ya que el Ayuntamiento dejaría de pagar el 4% de IVA y los beneficios empresariales. Además, se daría continuidad a la gestión, que ahora debe cambiar de empresa concesionaria cada dos años, y supondría mejorar la situación de las trabajadoras del servicio", que, en el caso de Sevilla capital, están divididas entre cuatro empresas distintas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios