Sevilla

El misterio del cadáver encontrado en el Real Alcázar de Sevilla

  • Los restos han salido a la luz durante unos trabajos que se están realizando en la Capilla del Palacio Gótico

Los trabajos en los que se ha abierto el ataúd.

Los trabajos en los que se ha abierto el ataúd. / D. S.

Un descubrimiento muy interesante. En la mañana de este martes ha sido abierto un sarcófago encontrado recientemente en el Real Alcázar de Sevilla. Se trata de un hallazgo producido durante unos trabajos que se están realizando en la Capilla del Palacio Gótico de cara al proyecto de restauración de sus azulejos cerámicos, una construcción que data de la época de Alfonso X El Sabio, aunque fue reconstruido tras el terremoto de Lisboa de 1755. Los restos fueron localizados concretamente bajo la solería del altar mayor de la Virgen de la Antigua.

Los arqueólogos se han topado con un ataúd de plomo que al parecer, según las primeras valoraciones, correspondería a un enterramiento muy antiguo, de la Baja Edad Media. Al abrirlo se han encontrado con otro ataúd de madera. Tras acceder al mismo ha aparecido un cadáver, que según las estimaciones visuales, correspondería a una niña de alrededor de cinco años de edad. El cuerpo presentaba el cráneo destrozado aunque conservaba el pelo y algunos otros huesos, que estaban en buen estado de conservación. También han aparecido restos de la vestimenta que portaba durante su inhumación: telas, zapatos, cuero y botones de nácar. Y por su posición, las manos las habría tenido cruzadas sobre el pecho. Se conservan, asimismo, el sarcófago de plomo y partes de la madera del féretro. Al estar en un lateral bajo el altar, las hipótesis apuntan a que se trataría de la hija de una familia muy destacada. Los trabajos han estado dirigidos por el arqueólogo Miguel Ángel Tabales y por el antropólogo Juan Manuel Guijo.

Isabel Rodríguez, Miguel Ángel Tabales y Antonio Muñoz, observan el enterramiento. Isabel Rodríguez, Miguel Ángel Tabales y Antonio Muñoz, observan el enterramiento.

Isabel Rodríguez, Miguel Ángel Tabales y Antonio Muñoz, observan el enterramiento. / D. S.

“De momento, son hipótesis que se están barajando, y encuadradas también en la teoría del profesor Tabales de que bajo la Capilla Real del Palacio Gótico existiría una cripta. Pero, por ahora, debe prevalecer la prudencia hasta que se realicen los estudios oportunos que determinen la adscripción cronológica y, por tanto, la posibilidad de identificar al personaje”, ha explicado en una nota Antonio Muñoz, delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, quien junto con la directora conservadora del Real Alcázar, Isabel Rodríguez, ha estado presente en los trabajos de apertura de un sarcófago que, de confirmarse, tendría unos siete siglos de historia. “Queda mucho aún por hacer, pero desde aquí quiero felicitar al equipo de arqueólogos y conservadores del monumento por la precisión de su trabajo y la capacidad de reacción ante hallazgos de esta envergadura”, ha abundado el Ayuntamiento.

De este hallazgo ya ha sido informada la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, que dio su visto bueno a mediados de marzo pasado a los trabajos de catas arqueológicas preventivas, tendentes a la posibilidad de ubicar una cámara bufa o de aireación que garantice la conservación de los azulejos cerámicos, en el marco de las labores previas para planificar la restauración de los mismos. Debido a los trabajos, la capilla se encuentra cerrada a las visitas y se han adoptado las medidas necesarias para proteger las pinturas ubicadas en este espacio del Real Alcázar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios