Sevilla

El molino de San Juan de los Teatinos de Sevilla entra en la Lista Roja del patrimonio en peligro

El molino de San Juan de los Teatinos .

El molino de San Juan de los Teatinos . / Antonio Fajardo

Alto grado de deterioro. Si no se actúa pronto, este molino hidráulico de gran interés corre el riesgo de desaparecer. Además, su estado actual constituye un peligro para los usuarios del parque. Estas son las razones por la que el Molino de San Juan de los Teatinos ha sido incorporado a la Lista Roja del patrimonio en peligro de Hispania Nostra. Se trata del primer monumento de titularidad municipal que engrosa esta relación de bienes patrimoniales de primer nivel y con una fecunda historia que corren el riesgo de perderse para siempre. La incorporación de este molino del siglo XIV en la prestigiosa nómina se ha producido por iniciativa de la asociación Parque Vivo del Guadaíra, que presentó toda documentación necesaria tras alertar desde hace mucho tiempo de la degradación del enclave. En la provincia de Sevilla, un total de 18 monumentos engrosan la Lista Roja de Hispania Nostra.

El molino de San Juan de Teatinos cuenta con una larga historia desde época medieval. Ha sido molino hidráulico, fabrica de pólvora, de barrenado de cañones y casa de labor hasta quedar abandonado en los años 60 del siglo XX. Incorporado al Parque de Riberas del Guadaíra, es propiedad municipal desde el año 2020 tras su cesión por la Seguridad Social, aunque ya estaba catalogado en el PGOU de 2006.

En el siglo XIV el molino era propiedad de los monjes teatinos que tenían su convento de San Cayetano de San Juan de los Teatinos, en lo que hoy es el Tiro de Línea. En el siglo XVIII pasó a manos de los jesuitas. En el siglo XIX, tras la Desamortización, pasa a tener diferentes usos hasta que comenzó su deterioro en los años 60 del siglo XX. Su forma neogótica, cuenta con una nave con decoración de estilo lombardo muy interesante que le es conferida en el siglo XIX.

Estructuras derribadas. Estructuras derribadas.

Estructuras derribadas. / A. F.

Esta interesante construcción ha padecido a lo largo de años una enorme pérdida patrimonial a consecuencia del expolio y de diversos derribos. Pese a ello, todavía conserva importantes restos, como la torre, la construcción central, una nave con elementos decorativos de sabor historicista , y una recia cerca perimetral que defiende el complejo de las avenidas del río; además del azud (rueda para sacar agua del río) y de las conducciones del agua.

Numerosas pimtadas. Numerosas pimtadas.

Numerosas pimtadas. / A. F.

En los últimos meses, como ha denunciado la Asociación Parque Vivo del Guadaíra, se han producido varios hechos que han acrecentado su degradación. En marzo, el Ayuntamiento derribó, aduciendo motivos de seguridad, una galería de arcos rebajados que su día pudo ser una cuadra. Un par de meses después, se produjo un incendio; y en septiembre, se instaló un vallado perimetral que apenas duró una semana.

Estado de la pasarela. Estado de la pasarela.

Estado de la pasarela. / A. F.

“La situación el molino sólo ha ido a peor. Hay más pintadas, más basura, más pastos que pueden salir ardiendo... lo peor es que se hacen acopios de poda dentro del recinto y se llevan allí meses. Los caminos que se hicieron en su día están en un estado lamentable y a la pasarela le faltan la mitad de las tablas. Hay un problema muy grave de conservación y de control del espacio”, explica Antonio Fajardo, presidente de la Asociación Parque Vivo del Guadaíra, que ha abanderado la incorporación del enclave a la Lista Roja.

Arquería del antiguo molino. Arquería del antiguo molino.

Arquería del antiguo molino. / A. F.

Este vecino identifica uno de los problemas que asola al Parque Riberas del Guadaíra y al sector que acoge los restos del puente romano de la Horadada: se trata de un espacio compartido entre Sevilla y Alcalá de Guadaíra: “Al final es un territorio sin ley, donde hay infraviviendas, vertidos, maltrato animal... hay que intervenir de manera decisiva”. Fajardo también se muestra muy preocupado por la situación de otro molino próximo: el de la Torre Blanca, también muy degradado. “Todo está dentro de un parque que tiene un horario de apertura y cierre, pero no se controla nada”.

El Plan Director del Patrimonio Municipal incluye el Molino de San Juan de los Teatinos como uno de los nuevos espacios museísticos municipales. A corto plazo, hay prevista una inversión de 60.000 euros para consolidar las estructuras, aunque desde la Asociación Parque Vivo del Guadaíra lo ven muy insuficiente: “El recinto tiene tres o cuatro hectáreas y lo que se conserva es todavía muy interesante, como el sistema de captación de aguas o las acequias. La rehabilitación integral es a muy largo plazo, por lo que no queremos que salga de la Lista Roja aunque haya una inversión prevista porque es muy insuficiente”.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios