Sevilla

La lista del patrimonio de Sevilla en peligro crece hasta 18 monumentos

La Capillita de San José.

La Capillita de San José. / Antonio Pizarro

La Lista Roja del Patrimonio en Sevilla está formada actualmente por 18 monumentos: La Mejorada Baja, en Los Palacios; la casa-mirador de los Marqueses de Peñaflor, en Écija; la ermita de Castilleja de Talhara, en Benacazón; la Torre de Lopera, en Utrera; la Torre del Águila, en Los Molares; el conjunto histórico del Cerro de San Cristóbal, en Estepa; el convento de Santa Inés del Valle, en Écija; la Capillita de San José, en Sevilla; la Cilla de los Canónigos o de la Cruz Dorada, en Morón de la Frontera; el cortijo cerealista de Luchena y el molino harinero de San Pedro, ambos en Mairena del Alcor; la hacienda de olivar de Mairena Alto, en Carmona, el Puente de Gandul, en Alcalá de Guadaíra; el castillo Árabe de Morón, la Torre de Santa Lucía de Mairena del Alcor; el convento de Santa Eulalia, en Marchena; las torres de la iglesia de la Inmaculada Concepción de Nuestra Señora de Écija, conocidas como Las Gemelas; y el Molino de San Juan de los Teatinos, cuya incorporación data del miércoles 21 de julio.

Hasta esa fecha, el único monumento de Sevilla capital recogido en esta lista de la vergüenza era la Capillita de San José, templo barroco de los Capuchinos. Llama la atención que se mantenga pese a que ya se han acometido actuaciones de emergencia para consolidar y frenar el deterioro de sus valiosas pinturas murales. Además, el proyecto de rehabilitación integral está redactado y se busca la financiación necesaria para llevarlo a cabo.

Torres de la iglesia de la Inmaculada Concepción de Écija, incorporadas el 22 de enero de 2020. Torres de la iglesia de la Inmaculada Concepción de Écija, incorporadas el 22 de enero de 2020.

Torres de la iglesia de la Inmaculada Concepción de Écija, incorporadas el 22 de enero de 2020. / M. G.

En el lado opuesto se encuentran las Atarazanas Reales, que se sumaron a la Lista Roja el 29 de febrero de 2016 y salieron el 11 Febrero de 2019. El motivo: “El Convenio suscrito en diciembre de 2017 entre la consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, la Fundación La Caixa y Adepa, el cual incluía un extenso Documento Técnico de Bases para la Intervención en las Reales Atarazanas en el que, a lo largo de doce puntos, se establecían una serie de directrices a las que habría de ajustarse todo proyecto de intervención en este edificio.

El proyecto actual, elaborado por el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, recupera y rehabilita adecuadamente las cuatro principales etapas históricas de este conjunto monumental”. El astillero alfonsí sigue durmiendo el sueño de los justos, aunque parece que las obras pueden comenzar tras el verano.

Otro monumento que salió de la Lista Roja fue el Palacio de los Marqueses de Peñaflor, en Écija. Lo hizo el 4 de julio de 2018 tras 10 años. En esta ocasión sí ha sido por las sucesivas obras de restauración que se han venido acometiendo y por el programa de usos planteado por el Ayuntamiento astigitano.

Palacios y torres copan la lista

El castillo de Morón de la Frontera, en la lista desde el 16 de junio de 2019. El castillo de Morón de la Frontera, en la lista desde  el 16 de junio de 2019.

El castillo de Morón de la Frontera, en la lista desde el 16 de junio de 2019. / M. G.

En Andalucía, son las torres defensivas de la Reconquista y los palacios renacentistas los que acaparan la Lista Roja del Patrimonio de Hispania Nostra, como subraya Enrique Bocanegra, delegado en Andalucía de esta institución en la que aunque todos son voluntarios cuentan con un gran compromiso por mantener el patrimonio español en buen estado: “El comité está en Madrid y son ellos los que estudian los casos.

Cilla de los Canónigos o de la Cruz Dorada de Morón, apuntada el 17 de enero de 2019. Cilla de los Canónigos o de la Cruz Dorada de Morón, apuntada el 17 de enero de 2019.

Cilla de los Canónigos o de la Cruz Dorada de Morón, apuntada el 17 de enero de 2019. / M. G.

Básicamente, se incluyen monumentos que están desprotegidos”. Casi el 20% de los bienes que han estado en la Lista Roja han salido posteriormente tras un proceso de rehabilitación, lo que da buena cuenta de la relevancia y la repercusión de esta iniciativa de Hispania Nostra. “Tiene bastante éxito. Para un ayuntamiento que lo incluyan en la Lista Roja es un suspenso. Tiene mucho eco en los medios y lleva a la movilización. Además, también es muy útil para dar a conocer algunos monumentos de valor que se encuentran abandonados”.

Restos del convento de Santa Eulalia en Marchena, en la lista desde el 27 de septiembre de 2019. Restos del convento de Santa Eulalia en Marchena, en la lista desde el 27 de septiembre de 2019.

Restos del convento de Santa Eulalia en Marchena, en la lista desde el 27 de septiembre de 2019. / M. G.

Los miembros más longevos de la lista son la ermita de Castilleja de Talhara, en Benacazón, construida en el siglo XIV y una de las iglesias mudéjares de más interés del Aljarafe. Actualmente en ruinas y abandonada, fue incorporada en febrero de 2008. El conjunto histórico del Cerro de San Cristóbal, en Estepa, un conjunto BIC amenazado por el entorno, que fue apuntado el 30 de junio de 2008. Y dos torres defensivas del siglo XIV. La de Lopera, en Utrera; y la del Águila, en Los Molares. Ambas se encuentran prácticamente en ruinas y fueron incluidas en la Lista Roja el 13 de octubre de 2009 y el 30 de marzo de 2011, respectivamente.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios