Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Casco Antiguo

La calle Becas del convento de Santa Clara renovará su imagen tras varias décadas

  • El tramo más estrecho, y cercano a Jesús del Gran Poder, se reurbanizará con plataforma única y con más árboles una vez que Emasesa cambie las canalizaciones de agua

  • Desde el Espacio Santa Clara a Lumbreras el proyecto de la reforma prevé aceras y calzada

El esplendoroso claustro del antiguo convento de Santa Clara, que acoge el Espacio Santa Clara. El esplendoroso claustro del antiguo convento de Santa Clara, que acoge el Espacio Santa Clara.

El esplendoroso claustro del antiguo convento de Santa Clara, que acoge el Espacio Santa Clara. / Belén Vargas

La calle Becas, donde se localiza el antiguo convento de Santa Clara, que acoge un enclave cultural muy visitado como es el Espacio Santa Clara, va reformarse integralmente después de varias décadas en pésimo estado. El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la empresa metropolitana de aguas, Emasesa, en coordinación con el Distrito Casco Antiguo, va a acometer su reurbanización integral.

El proyecto incluye la renovación de las redes de saneamiento y de abastecimiento, la repavimentación de la vía, que pasará a ser más accesible y nuevo arbolado. Ya ha sido licitado por un importe de 454.121 euros y, una vez que comiencen las obras, previsiblemente antes del verano, tendrá un plazo de ejecución de unos seis meses.

El objetivo de estas obras es sustituir las redes existentes de abastecimiento y saneamiento existentes debido a su antigüedad y al estado de conservación que presentan y que aconsejan su sustitución. Su renovación va a suponer la mejora del servicio prestado, la presión y el caudal, así como el incremento de la capacidad de captación de aguas pluviales y de evacuación y eliminación de fugas.

El tramo de la calle Becas más cercano a Jesús del Gran Poder y, al fondo, el Espacio Santa Clara. El tramo de la calle Becas más cercano a Jesús del Gran Poder y, al fondo, el Espacio Santa Clara.

El tramo de la calle Becas más cercano a Jesús del Gran Poder y, al fondo, el Espacio Santa Clara. / D.S.

Asimismo, el proyecto prevé la reurbanización de toda la calle, que pasará a ser más accesible con un tramo en plataforma única, tendrá nuevo arbolado y mejorará el estado de los pavimentos, teniendo en cuenta que se trata de una vía muy transitada al ubicarse en ella el equipamiento del Espacio Santa Clara y que también cuenta con un grupo de población conformado por personas mayores que habitan en la Casa Sacerdotal Santa Clara, anexa a este convento.

La remodelación de la calle contempla una reordenación que tiene en cuenta el uso de los equipamientos existentes y la proximidad de esta vía a uno de los espacios peatonales más extensos del Casco Antiguo de la ciudad: la Alameda de Hércules.

Por ello, el tramo más estrecho de Becas, que conecta con la calle Jesús del Gran Poder, pasará a tener plataforma única para facilitar el tránsito peatonal con uso compartido. El objetivo es convertir este tramo estrecho de Becas en una prolongación de la Alameda de Hércules y del tramo peatonal de la calle Jesús del Gran Poder.

La Torre Don Fadrique. La Torre Don Fadrique.

La Torre Don Fadrique. / José Angel García

En el resto de calle, desde el Espacio Santa Clara hasta la confluencia con Lumbreras, se mantendrá la diferenciación entre la plataforma para el tráfico de vehículos y los acerados, ya que la anchura de éstos garantiza la accesibilidad. Así, se plantea la calzada y los acerados a diferentes alturas, localizándose el itinerario accesible en la acera colindante con las edificaciones de equipamientos con el objetivo de facilitar el tránsito peatonal.

Adoquín de Gerena

Además, en esta actuación está previsto reutilizar en algunos tramos de la calle el adoquín de Gerena de los que se retiraron en su día de otras calles, con el objetivo de que la obra sea más sostenible y de mantener la estética de los pavimentos antiguos del centro histórico allí donde sea posible. En la reciente reurbanización de San Julián también se recuperaron estos adoquines.

La renovación de la red de abastecimiento incluye la sustitución de la red de hierro fundido existente, por otra nueva red de fundición dúctil de diámetro de 100 mm, así como de todas las acometidas domiciliarias por otras de polietileno y elementos de sectorización. En la de saneamiento, se acometerá la renovación de la red de hormigón en masa, por nuevos colectores de gres de 300 m, así como de todas las acometidas domiciliarias, pozos de registro e imbornales.

La recogida de aguas pluviales se resolverá con imbornales simples en las corrientes de los pavimentos. Asimismo se instalará un dispositivo basculante antiretorno que permite el paso del agua desde el imbornal hacia la tubería, pero impide el retorno del agua y evita los olores, aunque permite, si la fuerza es suficiente, su separación del soporte y la recepción de posibles aguas procedentes de la red general.

El delegado del Distrito Casco Antiguo, Juan Carlos Cabrera, destaca que se trata de una intervención muy necesaria debido al mal estado de conservación y a la antigüedad de las redes que Emasesa va a renovar y también por ser una calle con especial afluencia de personas que será mucho más accesible y habitable, “siguiendo con la línea de mejora del viario del centro de la ciudad que estamos llevando a cabo en los últimos años”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios