Juicio por enchufismo en la Policía Local

Policías del amaño de las oposiciones dicen que la Gepol intentó captarlos como denunciantes

  • El agente que fue número uno de su promoción se lamenta de verse acusado en un juicio "después de siete años estudiando como un condenado"

El juez David Candilejo, con los acusados de espaldas. El juez David Candilejo, con los acusados de espaldas.

El juez David Candilejo, con los acusados de espaldas. / Belén Vargas

Varios agentes juzgados por amañar las oposiciones para Policía Local celebradas en Sevilla en el 2011 y el 2012 han declarado hoy que el grupo de asuntos internos Gepol que investigó el caso "había tocado" a varios opositores para "captar" denunciantes antes de que se celebraran los exámenes.

La declaración de los últimos 14 acusados interrogados, que al igual que el resto sólo han respondido a las preguntas de sus abogados -en total son 45 los procesados, 37 de ellos policías locales-, ha tenido momentos de tensión con algunos de los acusados relatando su situación al borde de las lágrimas o visiblemente enfadados, según han relatado a Efe abogados presentes en la sesión.

Entre los acusados que han declarado hoy hay dos opositores que suspendieron las pruebas, pese a ser hijos de policías, que se han cuestionado por qué son juzgados de aprovecharse de la supuesta filtración de un examen que no aprobaron, así como varios hermanos de opositores que no aprobaron, pese a tener ambos familiares comunes en el Cuerpo.

Especialmente emotivo ha sido el testimonio de uno de los agentes que fue el primero de su promoción y que ha lamentado que "después de siete años estudiando como un condenado" se vea imputado en este proceso que enjuicia en el Juzgado de lo Penal 10 de Sevilla, y ha relatado que antes de iniciarse la investigación, en plena preparación del examen, miembros de la Gepol le tantearon para ser una especie de "chivato" en la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía (ESPA).

Otro de los agentes ha relatado que el intendente de la Gepol que dirigió la investigación antes de todo le dijo en la ESPA, donde daba clase, que se ahorrase presentarse a esas oposiciones porque sólo iban a entrar hijos de policías.

En la sesión de hoy, uno de los agentes acusados ha mostrado una conversación en la red social Facebook de diciembre de 2012 en la que un miembro del grupo Gepol intentaba "captar" a un compañero suyo de oposición para que le diese información.

Para el abogado Javier Carnerero, que defiende entre otros acusados al superintentende Juan José García, que presidía el tribunal de las oposiciones, estos testimonios vienen a demostrar la tesis que mantiene como defensa de que todo el caso fue montado previamente para "la caza del superintendente".

Tras terminar las declaraciones de los 45 acusados, el juicio se reanudará el próximo martes 16 de octubre con la comparecencia de cinco testigos, entre ellos el presidente de la Junta de Personal del Ayuntamiento de Sevilla y el jefe de estudios de EPSA, Isidoro Beneroso.

La Fiscalía solicita 13 años de inhabilitación y multa de 5.400 euros para los miembros del tribunal y un funcionario del Ayuntamiento de Sevilla, acusados todos ellos de un delito continuado de prevaricación y revelación de secretos.

Para los agentes que superaron los exámenes gracias a la supuesta filtración de los mismos, el Ministerio Público pide cuatro años de inhabilitación y 100.000 euros de multa, así como la declaración de las pruebas como nulas de pleno derecho y que el Ayuntamiento de Sevilla sea declarado responsable civil subsidiario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios