Sevilla

La pasarela ciclista sobre la SE-30 se inicia a finales de año con retraso

  • Veinticuatro ofertas concurren a la licitación de la obra, que debe estar lista el próximo verano

Comentarios 8

La construcción de la pasarela para bicis y peatones sobre la SE-30 a la altura de Tablada que debía inaugurarse el mes que viene está aún pendiente del trámite de adjudicación ahora que 24 ofertas de empresas se han presentado a la licitación de la obra, según informó ayer la consejería de Fomento y Vivienda de la Junta. La ejecución de esta estructura lleva un retraso de un año, ya que la previsión inicial de la administración andaluza era comenzar la obra a primeros de 2013 para inaugurarla en septiembre de este mismo año. Así lo anunció el viceconsejero José García Cebrián cuando presentó el proyecto a la prensa en noviembre de 2012.

La expropiación de terrenos (unos 2.000 metros cuadrados) necesaria para levantar esta pasarela está detrás de buena parte del incumplimiento de los plazos. La operación no ha sido sencilla. Según los nuevos cálculos de Fomento, este puente ciclista y peatonal debe estar listo a mediados de 2014 tras una ejecución de siete meses.

No hay datos de las 24 ofertas de empresas interesadas en la construcción de la pasarela ciclista que conectará el área metropolitana de Sevilla con la capital. El proyecto cuenta con un presupuesto de 2 millones de euros y la previsión es iniciar las obras en el último trimestre de este año.

La pasarela viene a cubrir una histórica reivindicación de los ciclistas sevillanos: la necesidad de completar el itinerario ciclista que existe en la actualidad dando continuidad a la vía ciclista del Puente de Hierro de San Juan de Aznalfarache para conectarla con la red urbana de Sevilla, a la altura de Tablada. El paso elevado sobre la SE-30 se ha proyectado con una longitud de 240 metros y un vano central que salva la ronda de circunvalación de 58 metros entre las pilas. las rampas de acceso parten del puente de Hierro.

Esta infraestructura se encuadra en el itinerario peatonal y ciclista que va desde el final del Puente de Hierro de San Juan de Aznalfarache hasta la Avenida García Morato, e incluye las rampas de acceso a la estructura central de la pasarela, con una longitud total de 443 metros. Próximo a esta zona se localiza el Campus Universitario de Reina Mercedes, un punto de especial atracción de desplazamientos a través de este modo de transporte.

La estructura principal de la pasarela es atirantada, formada por una viga mixta de acero y hormigón, y empotrada en dos pilas triangulares que forman un pórtico sobre la SE-30. El ancho de la plataforma es de 4,30 metros en toda la vía. La zona reservada para el tránsito peatonal es de 1,50 metros y los carriles unidireccionales para bicicletas, de 1,40 metros.

La pasarela no tiene ningún apoyo sobre la SE-30 y contará con dos rampas de acceso de hormigón armado de un 8% máximo de pendiente para facilitar la accesibilidad a ciclistas y personas con movilidad reducida. Estas estructuras se han concebido con un trazado en curva para salvar la complejidad que supone encajar la infraestructura en el espacio disponible, adecuándose así a los requisitos de alzado (5,5 metros sobre la SE-30) acordados con el Ministerio de Fomento.

Un paso que da seguridad. Hasta ahora la única vía segura para llegar en bicicleta de San Juan a Sevilla era cruzar bajo el muro de defensa de la ciudad, o seguir hasta el puente de Camas de la Señorita, que también se habilitó para el paso de ciclistas. El nuevo paso elevado que se estrenará en 2014 parte del puente de Hierro de San Juan, permitirá salvar el obstáculo de la SE-30 a la altura de Tablada y acortará las distancias con la capital. Permitirá llegar a pie o en bici hasta San Juan sin riesgo alguno.

Otra ventaja de la pasarela es que aumentará la cifra actual de 434 ciclistas que a diario en días laborables utilizan el carril bici del puente de Hierro, según datos aportados por un estudio de la Universidad de Sevilla elaborado en 2011.

Esta plataforma sobre la SE-30 está incluida en el Plan Andaluz de la Bicicleta, actualmente en período de información pública y que trabaja en el diseño de vías ciclistas en los principales núcleos urbanos de Andalucía, una planificación que contempla 1.200 kilómetros de vías ciclistas tanto en zonas urbanas como interurbanas.

Sevilla es la ciudad andaluza que cuenta con una red de vías ciclistas urbanas más extensa, con más de 138 kilómetros de carriles bici y 72.000 ciclistas que los utilizan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios