Elecciones Generales Pedro Sánchez arrancará la campaña de elecciones generales en Sevilla

Pedro Sánchez y Juan Espadas, durante la presentación del alcaldable para las elecciones de 2015. Pedro Sánchez y Juan Espadas, durante la presentación del alcaldable para las elecciones de 2015.

Pedro Sánchez y Juan Espadas, durante la presentación del alcaldable para las elecciones de 2015. / Juan Carlos Vázquez

Comentarios 7

Sevilla estará este sábado en el epicentro de la actualidad política. La presentación de Juan Espadas como candidato a la Alcaldía de Sevilla se convertirá en el pistoletazo de la precampaña electoral de Pedro Sánchez. El acto se celebrará en la Cartuja, en el hotel Barceló Renacimiento, acudirá también Susana Díaz y, lo que es ya seguro, en él se hablará de todo menos de política municipal. Probablemente, bastante poco de Sevilla. Habrá otras claves que trascienden de la esfera local.

Normalidad para un acto inoportuno

Desde que trascendió la convocatoria de la cita el pasado martes, el PSOE de Sevilla y el propio Espadas han querido revestir de normalidad esta circunstancia. Sevilla es el mayor municipio gobernado por el PSOE en España, un referente del municipalismo en España y ello justifica la presencia de quienes son actualmente los líderes del partido en España y Andalucía. Ambos no se encuentran públicamente desde la pasada campaña de las elecciones autonómicas de diciembre, lo que incrementa la expectación generada.

Espadas, junto a Susana Díaz, Pedro Sánchez y Verónica Pérez, en su presentación como alcaldable en Fibes en noviembre de 2014. Espadas, junto a Susana Díaz, Pedro Sánchez y Verónica Pérez, en su presentación como alcaldable en Fibes en noviembre de 2014.

Espadas, junto a Susana Díaz, Pedro Sánchez y Verónica Pérez, en su presentación como alcaldable en Fibes en noviembre de 2014. / Juan Carlos Vázquez

Nadie cuestiona la inoportunidad del momento. ¿Hubiera sido mejor antes o después del día de hoy? La dificultad de cuadrar las agendas, incluso cuando todavía no se conocía el adelanto electoral para el 28 de abril, no recomendaban retrasar más la presentación del candidato, un paso quizás innecesario pero obligado ante cualquier cita electoral. Pedro Sánchez, como secretario general del PSOE, ya estuvo presente en la puesta de largo de Espadas como alcaldable a finales de 2014. También Susana Díaz, como líder andaluza.

Pero entonces la situación era otra. Para Espadas, el 8 de noviembre de 2014, el no va más fue que la plana mayor de su partido: Sánchez y Díaz le acompañasen en su presentación como candidato. El acto fue muy concurrido, más de 2.000 personas acudieron a la fiesta en Fibes. Bajo el lema de 'La fuerza que nos une', el partido sacó entonces músculo para hacer alarde de unidad y de una ilusión renovada. Sánchez y Díaz, que meses antes le había facilitado a éste el triunfo en las primarias, mantenían ya un enfrentamiento interno soterrado, que luego se fue haciendo cada vez más abierto. Aun así, la presentación intentó centrarse en otros protagonistas. En Espadas y en el propio Juan Ignacio Zoido, entonces alcalde con aplastante mayoría absoluta. Y los socialistas estaban nerviosos por la posibilidad de debilitar a un contrincante a quien no dudaban en ridiculizar llamándole "pequeño Nicolás" por su afición a estar en todos los saraos de la ciudad.

Hoy, no hay rivales tan claros a quienes apuntar y el que se muestra más fuerte y seguro es el propio Espadas que ya no tiene cara de alcalde, como decían en su partido en 2014, sino que lleva cuatro años gestionando la ciudad. Después de una semana negra para Sánchez, que arrancó el domingo con la multitudinaria manifestación convocada por PP, Cs y Vox para exigir elecciones generales y se ha cerrado hoy con la confirmación del adelanto electoral, el presidente es el peor aval que puede recibir Espadas. Tampoco le beneficia la posición de Susana Díaz, en sus horas más bajas. Y, por ello, más que nunca en el centro del discurso se tendrá que colocar al candidato, aunque los micrófonos y las cámaras estén enfocando en otras direcciones.

Juan Espadas y Susana Díaz. Juan Espadas y Susana Díaz.

Juan Espadas y Susana Díaz. / Juan Carlos Vázquez

Espadas, que ha tenido siempre como gran garantía a la ex presidenta de la Junta, está manteniendo en estos últimos meses una postura discreta, anteponiendo el foco en el ámbito municipal por encima del orgánico. Los silencios también se interpretan en política. Con Pedro Sánchez coincidió a finales de enero en la pasada edición de Fitur, en la recepción del presidente al sector turístico. Y con Susana Díaz coincidió poco antes en el comité director del PSOE que analizó el resultado electoral. 

La elección del Hotel Barceló Renacimiento como escenario de la presentación del candidato este sábado ya revela que la afluencia prevista será sensiblemente menor.

Estrategias para un escenario complicado

El escenario se ha complicado tras un mandato en el que, a pesar de la mayoría simple, Espadas ha gobernado con cierta holgura, el escenario se ha complicado. Y tiene mucho que ver las nuevas fuerzas que han desalojado al PSOE de la Junta de Andalucía. Si bien el único rival a quien poner rostro es el alcaldable del PP, Beltrán Pérez, el temor a la reedición de un pacto similar al que le ha dado la presidencia a Juanma Moreno, pone en riesgo la continuidad del PSOE en el Ayuntamiento de la capital.

En este marco político, el equipo de Espadas ha acelerado su trabajo en las últimas semanas, un pisotón que, por otro lado se entiende necesario siempre al final de todo mandato. Espadas insiste en centrarse en los problemas y proyectos para la ciudad que, por otro lado, ha querido situar en el mapa, señalarla como referente de temas como la sostenibilidad, el turismo, la innovación, la tecnología y la propia agenda local, que ha culminado con la celebración de un segundo foro internacional de gobiernos locales. 

El alcalde de Sevilla tratará de defenderse ante las elecciones del 26 de mayo haciendo valer otro tipo de análisis que trascienden de lo orgánico para situarse en la esfera más personal, que le aleja de sus líderes de partido. ¿Qué tiene que ver su proyecto de ciudad con Susana Díaz o Pedro Sánchez? La respuesta, más o menos acertada, la tendrán los votantes un mes corto después de las elecciones generales que acaba de convocar Pedro Sánchez y que, irremediablemente, serán condicionante importante. 

La campaña arranca este sábado en Sevilla, donde el clima ya ha cambiado y se mantendrá, más o menos caldeado, hasta finales de mayo. Tres meses intensos donde se hablará de política mucho más que de ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios