Sevilla

La plantilla de la Policía Nacional en Sevilla se refuerza con 225 agentes

  • Son policías procedentes de otros destinos que vendrán gracias al concurso general de méritos

  • Es el segundo año consecutivo en el que el refuerzo supera los dos centenares

Policías nacionales, durante un control para garantizar el cierre perimetral de Sevilla.

Policías nacionales, durante un control para garantizar el cierre perimetral de Sevilla. / Antonio Pizarro

La plantilla de la Policía Nacional en Sevilla y provincia sumará este año 225 agentes procedentes de otros destinos. Estas son las plazas previstas en el borrador del concurso general de méritos, el procedimiento que se abre cada año para organizar los traslados dentro de la Policía Nacional. A ellas pueden aspirar agentes que estén prestando servicio en otras comisarías de España y quieran venir a Sevilla, o a cualquiera de las sedes policiales de la provincia, por cualquier motivo. Para ello se establece un baremo en el que cuentan una serie de puntos en función de los méritos realizados por cada policía que solicite estas vacantes. Se tiene en cuenta tanto la antigüedad, la trayectoria y las condecoraciones y las felicitaciones públicas que haya conseguido por algún servicio concreto.

Estas 225 plazas corresponden a las escalas de subinspección y básica, que comprende las categorías profesionales de oficial y policía raso. A este número hay que añadir el de las vacantes que se convoquen en la escala ejecutiva, en la que se incluyen los inspectores y los inspectores jefe. Para completar el mapa de los refuerzos totales que recibirá Sevilla falta por conocer el número de policías de nueva incorporación que vienen destinados a la ciudad. En los últimos años, esa cifra ha sido muy baja e incluso ha habido ejercicios en los que no ha venido a la capital andaluza ningún agente recién salido de la Escuela de Policía, situada en Ávila y donde se forman todos los miembros del cuerpo.

Uno de los argumentos que utilizó el Ministerio del Interior para explicar el escaso número de policías de nuevo ingreso que eran enviados a Sevilla era que se trataba de un destino que requería de policías ya experimentados. Bien es cierto que esta peregrina explicación partió del anterior director general de la Policía, Germán López Iglesias, que fue el último alto cargo que dirigió este cuerpo durante el último mandato de Mariano Rajoy. Una vez que entró el Gobierno socialista, tampoco es que llegaran demasiados refuerzos, pero es cierto que este es el segundo año consecutivo en el que el concurso general de méritos trae un número importante de plazas convocadas, muchas más de lo que era habitual en las temporadas anteriores.

Ya el año pasado, Interior contemplaba 231 puestos para la provincia de Sevilla. En 2021 la cifra es casi idéntica, de 225. De ellos, serán 165 los policías destinados a Sevilla capital, siempre presuponiendo que todas estas plazas se cubran y no queden desiertas. Estos puestos se reparten de la siguiente forma: 14 subinspectores, 30 oficiales y 117 policías. Como es habitual, el borrador no distingue en qué unidad ni comisaría de distrito se abrirán esas plazas.

El resto de agentes se distribuirán por las siete comisarías locales de la provincia. Dos Hermanas será la que más refuerzos tenga, algo lógico si se atiende a criterios de población. La localidad nazarena recibirá 14 agentes, de los que uno será un subinspector, otro un oficial y los 12 restantes policías de base. Alcalá de Guadaíra será la tercera ciudad de la provincia en número de policías traídos de otras plantillas. Serán 12 los agentes que patrullen por este municipio. Habrá un subinspector, dos oficiales y nueve policías.

En Morón de la Frontera se han abierto 11 plazas. Este es un destino un tanto especial, pues, a pesar de no tratarse de una gran población en cuanto a número de habitantes, sí que necesita una plantilla amplia de la Policía Nacional. Esto se debe a la existencia de la prisión de Sevilla-II, que requiere continuamente de policías para realizar conducciones y traslados de presos, entre otras gestiones. San Juan de Aznalfarache recibirá ocho agentes (un subinspector y siete policías), mientras que a Camas irán otros siete (un subinspector y seis policías). Completan el reparto los seis funcionarios que se incorporarán a las plantillas de Coria del Río y Écija. En ambos casos, serán un subinspector y cinco policías.

Todo este contingente supone, por segundo año consecutivo, un importante refuerzo para la Policía Nacional en Sevilla. En el conjunto de la provincia, este cuerpo llegó a tener un déficit de más de 800 agentes, lo que dificultaba enormemente el trabajo en la calle. A pesar de ello, sigue habiendo momentos puntuales en los que se agudiza esta escasez de agentes. La tardanza en la creación de un módulo hospitalario para presos sigue suponiendo un lastre, pues obliga a destinar a dos policías por turno para custodiar a un reo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios