Sevilla

Condenado un policía nacional por su relación con un narcotraficante de la Macarena

  • El agente, ya fuera del cuerpo, ha sido condenado a tres meses de inhabilitación por intercambiar información con un vendedor de cocaína y heroína 

La calle Hermano Pablo, el principal supermercado de la droga del Polígono Norte. La calle Hermano Pablo, el principal supermercado de la droga del Polígono Norte.

La calle Hermano Pablo, el principal supermercado de la droga del Polígono Norte. / Juan Carlos Muñoz

La Audiencia de Sevilla ha condenado a tres meses de inhabilitación a un agente de la Policía Nacional por su relación con un narcotraficante. El tribunal condena al policía Mario D. M, apodado el Quitamedios y que se encuentra ya fuera del cuerpo, por un delito de omisión del deber de perseguir delitos.

El policía fue acusado con otras seis personas, todas ellas traficantes de droga del Polígono Norte y otros barrios cercanos del distrito Macarena. Los siete acusados se conformaron con las penas que se les solicitaron. En el caso de los seis traficantes, estas condenas oscilan entre los ocho meses y los tres años y dos meses de prisión.

En la sentencia de la Sección Tercera, a la que ha tenido acceso este periódico, queda probado que el policía "mantenía una estrecha relación" con uno de los acusados, Jesús M. M. T., que se encargaba de vender droga en el Polígono Norte y otras zonas del distrito Macarena como la Salle y San Diego mediante el método del telecoca.

Era con este traficante y no con otro del barrio conocido como el Pollo, como publicó en un primer momento este periódico, con quien el policía mantenía amistad y a quien facilitaba información policial. El Pollo era el líder del clan desmantelado en la misma operación en la que cayó el policía, y de hecho ha sido condenado a tres años y dos meses de prisión por un delito contra la salud pública, pero queda probado que el agente no mantenía relación alguna con él.

Así lo establece la sentencia en varios párrafos referidos a la conducta del policía. “El acusado Mario D. M. facilitó información policial al acusado Jesús M. M. T. relacionada con una causa pendiente de enjuiciamiento en la que ambos entendían que había existido una actuación irregular y constitutiva de infracción penal” por parte de dos agentes de la Policía Nacional.

Se refiere a una intervención de dos policías del distrito Macarena, a quien Jesús M. M. T. acusa de practicar un registro ilegal en su vivienda de la avenida de Pino Montano y robarle 3.000 euros. Por estos hechos, los dos agentes están pendiente de juicio y la Fiscalía solicita para ellos catorce años de prisión.

La sentencia explica que el Quitamedios "no dio cuenta a sus superiores ni de la actividad de venta de estupefacientes de Jesús M. M. T. ni de lo que entendía que eran hechos delictivos cometidos por los funcionarios de la Policía Nacional intervinientes". Es más, el agente pidió incluso "colaboración a otros compañeros" para acceder al expediente del caso y aconsejó al traficante a que fuera él mismo al departamento de Asuntos Internos a denunciar los hechos, "si bien le indicó que debía negar que la sustancia intervenida (unos 80 gramos de cocaína) fuera de su propiedad".

El vendedor del telecoca le compraba la droga al Pollo, un traficante del Polígono Norte que vendía cocaína y heroína en un quiosco de la plaza Río de Janeiro que regentaba junto con su hermano y su cuñado. En este puesto se vendía tanto a consumidores finales en pequeñas dosis como a otros traficantes como Jesús M. M. T. Este punto de venta fue desmantelado en noviembre de 2015 por el Grupo VI de la Udyco de Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios